LA RESPUESTA
Cierta vez un hombre interrogó al rabino Joshua ben Karechah:
¿Por qué Dios escogió una zarza para hablar con Moisés?
El rabino respondió:

Si él hubiera escogido un olivo o una morera, tú te habrías hecho la misma pregunta. Pero no puedo dejarte sin una respuesta: por eso te digo que Dios escogió una mísera y pequeña zarza para mostrar que no hay ningún lugar de la tierra donde Él no esté presente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Una lección de vida

Hace ya un tiempo, un hombre castigó a su pequeña niña de…

La vulnerabilidad

La vulnerabilidad Recuerda confiar que con un Maestro cualquier situación, en cualquier…

La lección de la mariposa

La lección de la mariposa. Un día de primavera, un viajero descansaba…

La felicidad escondida

La felicidad escondida Un poco antes de que la humanidad existiera, se…