LA SOSPECHA TRANSFORMA A LOS HOMBRES
El folclore alemán cuenta la historia de un hombre que, al despertar, se dió cuenta que su hacha había desaparecido. Furioso, creyendo que su vecino se la había robado, pasó el resto del día vigilándolo.

Vió que tenía aspecto de ladrón, que caminaba furtivamente como un ladrón, que susurraba como un ladrón que deseaba esconder su robo. Estaba tan convencido de sus sospechas, que resolvió entrar en la casa, cambiarse de ropa e ir a la policía a hacer la denuncia.
Sin embargo, apenas entró encontró el hacha -que su mujer había puesto en otro lugar. El hombre volvió a salir, miró de nuevo al vecino, y vió que éste caminaba, hablaba y se comportaba como cualquier persona honesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

La palabra y la cosa

El célebre maestro Zoichi nació en 1202 y pasó “más allá de…

Dos califas justos

Hubo una vez un califa en Bagdad que deseaba sobre todas las…

Buscando la llave

Muy tarde por la noche Nasrudin se encuentra dando vueltas alrededor de…

La historia de Pepe

La historia de Pepe. Pepe era el tipo de persona que te…