III. En la primera cita.

Instruccionario para hablar de amor. Abel Velasquez. (parte 4)

No le diga que es especial.
Eso ya lo sabe si no probablemente no se habría fijado usted en ella.
No le diga que nunca antes se había sentido así.
Esa es la primer mentira que escuchan cuando se enamoran.
No le pida que le lea la mente.
Ellas tienen ese poder
No le pida que lo abandone.
Ellas pueden desprenderse de la vida si es necesario después de amarla hasta la incomprensión.
No la mire a los ojos
No le mienta lo que no está sintiendo
No muestre la seguridad que no tiene
No tenga miedo a tartamudear
No espere que ella se impresione.
No la deje sola ni un momento.
No compita con su silencio, lleva las de perder.
No le hable de momentos que ellas pueden construirlos de la nada utilizando tan solo un soplo del viento y parte de su mirada.
No le hable al oído
Porque atrapa las palabras.
No le llore si le dice que ella no está enamorada.
No la siga hasta su casa.
No le llame si no siente que es su corazón silente el que desea escucharla.
Y no la bese.
Jamás en la primera cita.
No la bese porque no hay boca que se resista al contacto de otros labios
Y pueda permanecer en orden
Mientras se le muere el alma.
No la bese que tal vez sea la última vez que controle su respiración.
No la bese que ella sabrá que en silencio
Mientras sus labios trataban de sollozarle un te quiero
Su mente ya no le pertenece
Y a ellas no les interesa
Tener un esclavo de noche
Con quien compartir la almohada.

Seguir leyendo

Generadordeideas,com se ha actualizado

Hola espero les guste el cambio en generadordeideas.com, hemos hecho algunas mejoras como actualizar el script principal, añadimos un mapa del sitio y mejoramos las paginas de error, ahora potenciadas

por Google todo con la intención de hacer para ustedes un sitio mas agradable, ha cambiado las forma de comentar y por supuesto el diseño, entre las novedades hemos ingresado publicidad para ayudar con el gasto que conlleva el mantenimiento del sitio y el domino, ya que como verán no contamos con patrocinio alguno, espero no les moleste intente que fuera lo menos molesta posible.

Seguir leyendo

II. En la noche

Instruccionario para hablar de amor. Abel Velasquez. (parte 3)

Salga hasta donde la ventana le permita sentir la humedad o el frío de la madrugada larga.
Impregne ese sabor de oscuridad en su rostro y mire hacia arriba.
Seleccione un par de estrellas y nómbrelas como quiera, como se le ocurra.
Deje que la noche le lleve hasta la punta de una de sus estrellas y lo deje caer.
Lleve consigo una copa de vino tinto y si puede, claro que es preferible, lleve a su mujer.
Y no diga nada.
 

Empate las respiraciones hasta que sienta que ella tampoco necesita hablar.
Toque con la punta de sus dedos el borde de la estrella que ha seleccionado y deje que ella seleccione las dos que considere propias.
Espere a que la justicia les permita mirar la misma y entonces bésela.
Y no diga nada.
Deje que la noche hable por usted.
Que interceda.
Y sólo entonces en silencio diga "gracias".

Seguir leyendo

I. En la soledad

Instruccionario para hablar de amor. Abel Velasquez. (parte 2)

Se sienta usted en la parte más aislada de su ciudad, colonia y casa.
Intenta respirar profundamente hasta sentir que sus pulmones
Se inflan lo suficiente como para provocar un ligero mareo al exhalar.
Coloque las manos en la parte de la nuca
Como en un viejo cliché de incomprensión.
Separe las piernas y agache suficiente el torso.
Ahora piense en ella.
Imagine que no está con usted.
 

Que es una figura mítica que se desvanece.
Que a veces juega a que usted la mire pero ella jamás lo mira
Intente pensar en lo que representa para una asíntota
No tocar jamás el borde del eje.
Construya toda una estrategia para acercarse
Y luego piense que va a fracasar.
Piense que ella no lo quiere
Que por alguna razón usted se pasea con la mano tomada del aire
Que le provocan envidia los miles de parejas que caminan por la calle
Que le molestan los golpes de fortuna que sus amigos casados o comprometidos suelen comentar.
Detenga su pensamiento y descúbrase hablando solo.
Pase por la puerta de la casa de ella y deténgase en el timbre pero jamás lo toque.
Elabore una lista absurda de momentos que no ha vivido con ella y luego tírela al mar o a un río o a un charco si no tiene ríos cercanos o vive en una región desértica.
Y mire como se pierden lentamente sus palabras para evitar que alguien las descubra
Deje que la lluvia lo sorprenda en una tarde de octubre y no evite mojarse.
Intente llorar en medio de esa lluvia y mire como alrededor la gente no se detendrá por lo que le pase,  piense o llore.
Regrese a casa y trate de lidiar con su sombra.
Compre en los supermercados sólo una cosa de cada una de las que quiera compartir:
Una almohada,
Una cuchara,
Una copa de vino,
Un control para la televisión.
Una toalla,
Un suspiro.
Una lágrima.
Mienta que es feliz con su independencia porque en la soledad, la búsqueda de uno siempre termina con el encuentro de la verdad aunque esta no nos guste ni la disfrutemos.

Este es un buen comienzo para saberse solo.

Seguir leyendo

Instruccionario para hablar de amor.

Instruccionario para hablar de amor. Abel Velasquez.

Por su extensión lo subire por capitulos espero les guste pueden descargarlo completo desde su pagina: http://www.geocities.com/mitades2002/

 

 

Introducción

¿Por qué?

No sé si valga la pena divulgar que me estoy muriendo.
Que en el desierto de silencios,
Una boca que no he tocado ni con el pensamiento
Me desprenda de mi cuerpo.
No sé si valga la pena confesar que me gusta la muerte
Que el intento de escuchar como se ahoga mi corazón
Se ha vuelto mi principal consuelo.
No sé si es válido tampoco sobrevivir a la tristeza
Utilizarla como ancla de ideas y exprimirla
Imaginar a través de las lágrimas
Como si fueran lentes que contraen la realidad

 

Y la mejoran.
No sé si las palabras alcancen a desbordar mis venas
¿Qué más da?
Si mis párpados se puedan cerrar en una noche como ésta
En donde mis manos te recorren y se clavan
Desandando viejas penas.
Y mi soledad se calla
Y mi pensamiento vuela
Y mi corazón se muere
Y tu corazón no llega.

Seguir leyendo

Pimavera magica

Hoy iniciamos una primavera mágica, la cual estará dedicada a hablar de la obra de Abel Velásquez espero les guste y comenten, para mas información les dejo los links a su myspace http://www.myspace.com/magoporsiempre , y su pagina de geocities http://www.geocities.com/mitades2002/ iniciamos la primavera en generadordeidas.com

Seguir leyendo

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Sigui

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»). Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Seguir leyendo