Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»). Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

La caja dorada

Hace mucho tiempo, un hombre castigó a su pequeña niña de 3…

dejar de postergar

¡ HAZLO AHORA! DISFRUTANDO LO QUE TIENES YA EN ESTE MOMENTO. Sigue postergando tu felicidad y tu lapida va a decir… ¡ AQUÍ YACE UN@ QUE IBA A SER FELÍZ!!!

hombres que desaparecen.. solo hacen pufff

Hoy día hay hombres que hacen actos de fuga con las mujeres que harían ver a Houdini como un principiante. Después de varias citas románticas huyen sin dar explicaciones.

Imaginantes: “Una cancion cosmica” The Beatles

Un buen video, espero les guste poco a poco tambien aparecera esta…