Un día, alguien preguntó a Jesús:

“¡Oh, profeta! ¿Cuál es la cosa más terrible en este mundo?”

Jesús respondió:

“¡La cólera de Dios, pues incluso el infierno teme esta cólera!”

El que había hecho la pregunta dijo entonces: “¿Existe algún medio para evitar la cólera de Dios?”

Jesús respondió: “¡Sí! ¡Hay que abandonar la propia cólera! Pues los hombres malvados son como pozos de cólera. Así es como se convierten en dragones salvajes.”

Es imposible que este mundo ignore los atributos contrarios. Lo importante es protegerse de las desviaciones. En este mundo, la orina existe. Y la orina no podrá convertirse en agua pura sin cambiar de atributos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Las cucharas

Dice una antigua leyenda china, que un discípulo preguntó al Maestro: –…

El burro cantante

Una vez, llegó a la selva un búho que había estado en…

Los dos halcones

Un rey recibió como obsequio dos pichones de halcón y los entregó…

El diamante

El sannyasi había llegado a las afueras de la aldea y acampó…