LO COMPLEJO DE LAS RELACIONES

Si algo tenemos en común la mayoría de los seres humanos, es que en algún momento hemos sufrido y quizá llorado por un amor que dice adiós; cada uno con características muy particulares y circunstancias especiales, pues al igual que cada persona es distinta, las relaciones son como las huellas digítales: únicas e irrepetibles. Por lo general, cuando ocurre una ruptura, es normal que las personas más allegadas a la pareja tengan diversas opiniones sobre si deben seguir juntos o no, pero no se debe perder de vista, que los únicos que pueden decidir y tomar decisiones son los dos involucrados; obviamente no se pueden dejar totalmente de lado las opiniones de los demás, pues en ocasiones cuando la atención se centra únicamente en la relación, el enamoramiento no deja ver los aspectos negativos que hacen necesaria una separación, o por el contrario hay quienes a pesar de sentirse bien en su relación, se dejan influir por comentarios de terceras personas y toman decisiones de las que después pueden arrepentirse.

Las relaciones de parejas son complejas, pues en ella convergen muchos sentimientos, y si bien el que debe mantener unidas a dos personas es el amor, muchas veces éste es desplazado por el orgullo o la irá del momento; cuantas veces no se ha preferido callar antes de decir a esa persona un ¡te amo!, o un ¡lo siento!, esperando que sea ella o él quién lo diga primero, y con demasiada frecuencia la otra persona espera lo mismo. Quizá esto sucede porque de manera inconsciente sentimos que tenemos toda la vida para resolverlo, pero y si hoy fuera el último día de tu vida ¿Qué tendrías que decir?, ¿Dejarías para después lo que puedes hacer hoy?No se trata de aferrarse a una persona o a una relación, se trata de valorar si has tomado la mejor decisión; hay relaciones de las que, aunque duela, es necesario salir sobre todo si ha habido algún tipo de violencia no sólo física, sino psicológica, verbal o sexual, jamás se debe tolerar ninguna de estas actitudes que sólo dejarán un oscuro capítulo en tu vida, provocado depresión, baja autoestima y bajo rendimiento escolar o laboral, sólo por mencionar algunas.
No hay una regla, consejo, o receta que solucione los problemas de pareja o para que el amor sea eterno, sin embargo lo más recomendable es que en una relación exista una buena comunicación; comprender que tener ciertas diferencias no implica que ya no exista amor, siempre y cuando antepongan el respeto y la comprensión; aunque suene trillado, es necesario que antes que sea tu novio o novia, tu pareja sea tu mejor amigo o amiga y puedan pasarla bien juntos, pero sin perder su independencia y darse un tiempo para convivir con otras personas; pero sobre todo, no esperes que otra persona te brinde el amor, seguridad y la protección que necesitas, amate y acéptate tal y como eres, pues para poder amar a alguien, el amor debe empezar por uno mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.