Llegas a un momento en el que sientes que todo va bien, que puedes lograr todo lo que te propongas, que puedes conquistar el mundo si gustas, y en el que al mismo tiempo sientes que caminas solo.

Llega entonces el sentimiento de querer compartir todo con alguien, encontrar a quien pueda estar a tu lado. Encontrar a quien querer y pueda quererte.

Eso es lo que pasaba por mi mente inconscientemente cuando quise escribir esto.

Quiero encontrarte, amada mía, quiero encontrarte. Quiero caminar y sin darme cuenta estar mirando tu rostro, imaginando cómo sería besar tus labios. Quiero que mis pensamientos vaguen, y repentinamente cruzarme en el camino de tu mirada, y escuchar en ella tu voz.

Quiero encontrarte, quiero soñarte, quiero saber que existes. Quiero que llegue el momento en el que te vea, y lo demás desaparezca y pierda el color, y que cada paso tuyo me hipnotice y cada instante que te vea dure eternas realidades.

Quiero conocerte, aun no te veo y ya me inspiras. Quiero saber qué pasará cuando te encuentre.

Carlos Herrera

Lic. en ciencias computacionales de profesión, geek, blogger, apasionado de la fotografía y de las letras por convicción. Hay muchos medios para plasmar ideas, me gusta conocer más de ellos y aprender...

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. todos buscamos algo, pero siempre llega cuando menos se espera, para ese entonces hay que ser mejor persona que ser humano y todo saldra bien.

    suerte en tu busqueda

Deja un comentario

Deja un comentario Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.