Pienso en muchas cosas. Mi mente hoy es un remolino. Es un huracán que arrastra toda la lógica, se la lleva, la deja en otro lugar. Pienso en tantas cosas que no sé en qué pensar, veo un pensamiento claro y un segundo después se esfuma como un suspiro, como humo, como el viento.

Pero mi remolino se calma a momentos. Y cuando hay calma puedo estar en paz, y sigo pensando. El tiempo. La vida. Las veredas que caminamos. Las estaciones, las edades…

¿Qué pasará si tomo una decisión o la otra? ¿Qué es lo correcto? ¿Cómo saber que mi camino es el adecuado? ¿Qué debo hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

!como no queriendo decir no, no diciendo!

No pude escucharte porque tu silencio me ensordecia……………. Watzlawick dice que “es…

Amar es……………

Amar  es ir más allá de la individualidad; es percibir y valorar…

la infidelidad un escape o espejismo?

Pudiera ser que estamos sedientos de amor, comprensión, motivación ser importantes para otro/a, probablemente existe esta avidez de algo, pero la pregunta que resulta relevante plantearnos ante de huir a un espejismo es ¿cómo contribuí o contribuyo yo a esta falta?

PARA MI CUERPO

Sabes hoy quiero darte las gracias, aunque debo de confesarte que a veces me cuesta aceptarte y se que esto no tiene explicación porque eres perfecto, eres maravilloso, sensual; tu eres quien me acompaña en mi diario caminar por eso por eso mismo no entiendo porque mis exigencias hacia ti, quizás no me gusta esa llantita que se asoma, quizás no me gusta esa panza flácida, el peso extra… quizás no me ha caído la idea que el tiempo ha pasado por ti, es una extraña paradoja te exijo tanto y al mismo tiempo estoy tan cómoda.