Espero que este artículo pueda llegar a sensibilizar a una que otra alma que anda por ahí, lo que me inspira es que en estos ultimos 3 días he descubierto y he sido testigo de que desgraciadamente lastimamos a los que nos quieren, como hay personas que por no admitir sus errores, por no asumir la responsablidad de sus actos involucran a gente buena y peor aun gente que les ha brindado la mano o los estiman, como la gente puede recurrir a mentir para cubrir otra mentira anterior haciendo de esto un circulo vicioso.

asi que mi pregunta es:

¿Cuántas veces nos hemos amargado la vida o hemos maltratado a quienes queremos por problemas que al poco tiempo ni recordamos?

Es necesario reflexionar sobre estas actitudes para evitarlas:
1. No ser consciente de que las cosas casi nunca resultan tal y como fueron planeadas. El perfeccionismo conduce, sin duda alguna, hacia la frustración perpetua, no es que les invoque a que sean conformistas pero cuando dimos todo nuestro mejor esfuerzo y aun asi las cosas no salieron como lo pensabamos, reconocer nosotros mismos que dimos lo que pudimos, sin duda alguna existen obstáculos que no son generados por nosotros si no que dependen de otros factores exteriores.

2.  Cuando las cosas no salen como debían, es lógico que venga la preocupación y angustia aunque esto no ayuda a resolver una situación, pero contribuye a ampliar la percepción de responsabilidad,y es aqui donde sube  el nivel de estrés.

3. Creer que no triunfar es lo mismo que fracasar rotundamente. Por medio de tal mentalidad se agotará toda motivación, claro que se aprende tambien de lo malo quien dijo que no, todo nos deja un aprendizaje.

 

4. Reaccionar con irritación y rabia. Así no se logrará otra cosa  mas que ahuyentar las posibles soluciones y alejar el apoyo de los seres queridos y los compañeros de trabajo.
5. No asumir responsabilidad y buscar culpables. Con tal actitud no solamente se impide aprender de los errores, sino que se cultiva un destructivo sentimiento de víctima (mmm esto es de lo que hablaba a un principio del artículo)
6. No disculparse por errores cometidos o actitudes adoptadas. Eventualmente, tal comportamiento causará aislamiento y la pérdida del respeto de otros hacia uno.
7. Esperar a que el problema se resuelva por solo. Uno de los métodos más eficaces para lograr que una bola de nieve se convierta en una avalancha.
8. Aferrarse a una sola manera de solucionar las cosas. De este modo se creará una falsa sensación de control que puede desvanecerse en cualquier momento. En otras palabras, una buena táctica tanto para complicarse, como para exasperar a los demás.
9. Confrontar los errores con arrogancia y displicencia. Rechazar enérgicamente opiniones que no quieren ser oídas sirve para perder valiosos puntos de vista, al igual que para disminuir las posibilidades de resolver un problema y de aprender de los errores.
10. Sobreestimar lo hecho por uno y subestimar lo hecho por los demás. Una estrategia que sólo sirve para lavarse las manos a corto plazo. Puede que sea posible convencer al entorno, por unas pocas veces, de la importancia de la labor propia, y de la ineptitud del resto. No obstante, los más probable es que con el tiempo se pierda toda credibilidad.

LA VIDA ES HERMOSA COMO PARA UNO MISMO ATARSE A COSAS O GENTE QUE NO DEJAN OTRA COSA MAS QUE DOLOR, DISFRUTEN SU VIDA 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Aceptación OSHO

Aceptación Durante tan sólo veinticuatro horas, prueba lo siguiente: aceptación total; suceda…

amor cybernetico?

en la computadora puedes imaginarte lo que tu deseas y como no hay ningun estimulo que te regrese a la realidad idealizas, idealizas e idealizas a la otra persona, al estar detras de una pantalla los defectos, lo negativo no se conoce ni se sufre

Actitud de busqueda

Cuando en tu vida concluye una etapa, cuando una cima logras conquistar,…

EL ETERNO ROMEO Y JULIETA

Cuando somos pequeños aprendemos que lo “normal” es que encontremos otra persona…