Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.
Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

Espejo, 1933

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

a mi no me culpes de tu dolor………

Yo no tengo la culpa de tu dolor si acaso, tendre culpa del mio

Desde los afectos

Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo? Que uno tiene que buscarlo…

Si pudieras asomarte

si pudieras asomarte: si esto de lo que te hablo fuera algo…

A Bolívar, por Carlos Pellicer

Señor: he aquí a tu pueblo; bendícelo y perdónalo. Por ti todos…