Discurso y frases de Viktor Frankl

Una noche de navidad de 1944:

“Un hombre consciente de su responsabilidad ante otro ser humano jamás tirará su vida por la borda… Si conoces el por qué de tu existencia serás capaz de soportar cualquier cómo… Es evidente que tenemos pocas posibilidades de vivir, pero ningún poder de la tierra podrá arrancarnos lo que ya hemos vivido. Os ruego que encaréis con gallardía la gravedad de nuestra situación. No podemos refugiarnos en el pasado para apaciguar los horrores del presente. Pensadlo: estamos ante un desafío ¡el desafío de sobrevivir! Podemos hacer una de estas dos cosas: convertir esta experiencia en una victoria o limitarnos a vegetar dejando de ser personas. Incluso aquí debemos subsistir al cobijo de la esperanza en el futuro. No importa que no esperemos nada de la vida. Lo que verdaderamente importa es lo que la vida espera de nosotros. No hay que avergonzarse de nuestras lágrimas, porque demuestran nuestro valor para encararnos con el sufrimiento. Olvidaos del placer. Olvidaos de la venganza. Olvidaos de la cobardía. Lo único que debemos tener presente es nuestra voluntad de sobrevivir. La voluntad es una cuestión de hecho, no una cuestión de fe. Porque nosotros no inventamos el sentido de nuestras vidas, sino que lo descubrimos. A cada uno de nosotros nos está reservado un cometido que cumplir, y todos respondemos con nuestra propia vida ante esa obligación.”

Viktor Emil Frankl (1905 – 1997) fue un neurólogo y psiquiatra austríaco, y un sobreviviente del Holocausto.

Frases de Viktor Frankl

  • La muerte solo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado para vivir.
  • Cuando ya no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos.
  • La vida nunca se vuelve insoportable por las circunstancias, sino solo por falta de significado y propósito.
  • La mejor forma de conseguir la realización personal es dedicarse a metas desinteresadas.
  • El éxito, como la felicidad, es el efecto secundario inesperado de la dedicación personal a una causa mayor que uno mismo.
  • El hombre que no ha pasado por circunstancias adversas, realmente no se conoce bien.
  • El significado de mi vida es ayudar a otros a encontrar significado en las suyas.
  • Ser tolerante no significa que comparta la creencia de otra persona. Pero significa que reconozco el derecho de otro a creer y obedecer a su propia conciencia.
  • Lo que de verdad necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida.
  • Vive como si estuvieras viviendo una segunda vez, y como si hubieras actuado mal la primera vez.
  • El aspecto más doloroso de los golpes es el insulto que incluyen.
  • Nuestra mayor libertad humana es que, a pesar de nuestra situación física en la vida, ¡siempre estamos libres de escoger nuestros pensamientos!
  • La reacción anormal antes las situaciones anormales es parte del comportamiento normal.
  • Ningún hombre debería juzgar a menos que se pregunte con absoluta honestidad si en una situación similar podría no haber hecho lo mismo.
  • Nuestra más grande libertad es la libertad de escoger nuestra actitud.
  • Las fuerzas que escapan a tu control pueden quitarte todo lo que posees excepto una cosa, tu libertad de elegir cómo vas a responder a la situación.
  • Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento.
  • Un hombre que toma conciencia de la responsabilidad, que tiende hacia otro ser humano y lo espera afectuosamente, o hacia un trabajo inconcluso, nunca podrá deshacerse de su vida. Él sabe el “por qué” de su existencia, y será capaz de soportar casi cualquier “cómo”.
  • La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves la atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro. La felicidad no es una posada en el camino, sino una forma de caminar por la vida.
  • ¡Diría que nuestros pacientes nunca se desesperan realmente por el sufrimiento en sí mismo! En cambio, su desesperación surge en cada instancia de una duda en cuanto a si el sufrimiento es significativo. El hombre está listo y dispuesto a soportar cualquier sufrimiento tan pronto como pueda ver un significado en él.
  • El hombre se auto-realiza en la misma medida en que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida.
  • La vida pide a cada individuo una contribución, y le corresponde a ese individuo descubrir lo que debería ser.
  • El amor constituye la única manera de aprehender a otro ser humano en lo más profundo de su personalidad. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.