Un pequeño cambio

Cambio de táctica modificando texto de un letrero hizo una gran diferencia.

Este relato es sobre un ciego sentado en un parque, con una gorra a sus pies y un cartel en el que, escrito con tiza blanca, decía: «POR FAVOR AYÚDEME, SOY CIEGO». Un creativo de publicidad que pasaba frente a él, se detuvo y observó unas pocas monedas en la gorra. Sin pedirle permiso tomó el cartel, le dio vuelta, tomó una tiza y escribió otro anuncio. Volvió a poner el pedazo de madera sobre los pies del ciego y se fue. Por la tarde el creativo volvió a pasar frente al ciego que pedía limosna. Ahora su gorra estaba llena de billetes y monedas.

El ciego reconociendo sus pasos le preguntó si había sido él quien reescribió su cartel y, sobre todo, qué que era lo que había escrito allí. El publicista le contestó: «Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras».

Sonrió y siguió su camino. El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía: «ESTAMOS EN PRIMAVERA, Y… YO NO PUEDO VERLA»

Cambio de táctica debes hacer cuando algo no nos sale, y verás que puede que resulte mejor de esa manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

Ser madre es una gran responsabilidad – OSHO

Ser madre es una gran responsabilidad “Cuando el niño está en tu…

EL BASTÓN

Érase una vez un maestro zen al que su discípulo veneraba. Le…

Diógenes y Alejandro Magno

Diógenes, el místico griego se encontró con Alejandro Magno cuando este se…

HOY TE INVITO

Solo piensa que todo lo que piensas se convierte luego en palabras así que cuida tus palabras porque después se convierten en actos tus actos con el tiempo se convierten en hábitos y los hábitos forman tu carácter y si cuidas tu carácter DETERMINARAS TU VIDA ENTERA.