El amor romántico es algo enfermizo
“O nuestros matrimonios son un compromiso sexual o responden a un amor romántico y pasajero.

En realidad, el amor romántico es algo enfermizo. Como no puedes amar a muchas personas, vas acumulando la capacidad de amar, que de repente se desborda. Entonces, siempre que encuentras a alguien y la oportunidad de estar con esa persona, se proyecta ese amor desbordado, de modo que una mujer normal y corriente se convierte en un auténtico ángel, y un hombre normal y corriente en un dios. Pero cuando el desbordamiento vuelve a su cauce y vuelves a ser normal, ves que has sido engañado. Él es un hombre normal y corriente, o ella una mujer normal y corriente.

Esta locura romántica surge de nuestra formación monógama. Si a una persona se le permite amar, jamás acumulará una tensión que pueda proyectar. Por eso, el amor romántico sólo es posible en una sociedad muy enferma. En una sociedad realmente sana no se dará el amor romántico. Amor sí, pero no romanticismo. Y si no se da el romanticismo, el matrimonio cristalizará en un nivel más profundo y nunca resultará frustrante. Y si el matrimonio no es sólo por amor sino por una unidad más íntima –por una relación “tú-yo” en la que ambos crezcamos no como “yoes” sino como “nosotros”– , se convertirá realmente en un aprendizaje para la ausencia del ego. Pero no sabemos nada sobre esa clase de matrimonio. Lo único que conocemos es la fealdad, rostros vivaces y todo muerto por dentro”.

Osho, El libro el sexo. Del sexo a la superconsciencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

RELACIONES SIMBIOTICAS

sabias que las relaciones de cercania son sanas,son importantes para transitar distintas etapas…

Necesidades

Una vez me preguntaron qué era para mi lo más necesario. Respondía…

te sientes solo o estas solo????

Se puede estar solo sin sentirse solo, lo cual implica disfrutar del…

El principito capiítulo 21 – El principito y el zorro

Fue entonces que apareció el zorro: – Buen día – dijo el…