VII. Al realizar la pregunta

Nunca diga que la entiende porque eso solo confunde.
No deje espacios en blanco que después ni las palabras puedan llenar.
No lo diga por carta, puede ser tan romántico que a veces suena a irreal.
No le exija demasiado.
No deje que la voz se le quiebre.
No deje de mirarla a los ojos (siempre y cuando sea verdad)
No la tome de las manos
Porque no existe alguien que soporte
La sensación de otras manos cuando quieren escapar.
No analice demasiado.
Dígale solamente lo que sepa que es verdad.
Y espere pacientemente
Por el bien o por el mal.
Espere a que esté lista
Y si por causas que desconoce ella decide aceptar
Entonces baile de gusto,
Corra,
Salte,
Llueva,
Porque el amor no todos los días se topa con uno
Y menos así,
Con la suerte de quien encuentra
Sin saber muy bien donde buscar.
Después de esto sea feliz
Lo que dure
Lo que pueda

Publicado en Sin categoría

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.