Vendo mi voto

Antes del punto una pequeña anécdota:

Hace poco acudí con mi madre y hermano al teatro para ver “La señora presidenta” y reírme un poco de la desgracia que actualmente representa la política con errores y metidas de pata de gobernantes que seguramente formarían parte del contenido de la obra.

Pero no fue necesario esperar ya que en taquilla dos personas se metieron al frente de la fila diciendo: “no tenías algo para mi” mientras que uno le comentaba estaría bien que le dijeras que cuando empiece la obra presente a “LA CANDIDATA”, buscando como siempre un trato especial ya sabemos que algunos políticos creen y piden ser tratados de una manera especial.

Poco después llegamos a nuestros asientos para darnos cuenta que bajaban sillas del escenario y las ponían al final de nuestra fila para sentarla junto con sus acompañantes para poco después anunciarla por el sonido mientras la gente la abucheaba y gritaba: “fuera”.

Si bien ella buscaba un trato distinto lo encontró pero al parecer no era lo que esperaba al enviarle un par de mensajes sobre el tema ella simplemente bloqueó mi cuenta como todo buen político pendiente de los ciudadanos que prefiere ignorarlos antes de hacer algo.

Alternativas de voto.

Lo anterior me hizo pensar en la calidad y cantidad de políticos que tenemos, que sólo son corderos en campaña, ocultan sus intereses y pasado, por ganan, continuar haciendo cosas peores (ejemplos como los normalistas, Atenco, la guerra con el narco, y muchos más que según el orden se dieron en gobiernos del PRD, PRI y PAN).

Que te pueden cachar agarrando sobornos con ligas pero al final eres líder moral del partido, o te pueden vincular con redes de prostitución pero puedes meter a tu familia y colaboradores cercanos de candidatos y plurinominales sólo por el “poder político”.

Durante mucho tiempo se han pensado en alternativas para demostrar el enojo y la frustración contra nuestro políticos como son: Voto en blanco (acudir pero entregar la boleta sin tachar), Voto nulo (anular el voto tachando toda la boleta o llenándola con frases y demás), no votar (para que me canso mejor veo la peli, el fut o me quedo dormido), insultar en la boleta en la casilla del partido con frases como “pinches rateros” y otras bonitas más (uno de los peores ya que si no se salen de la casilla eso cuenta como un vota a favor del que se están quejando), votar por el partido pequeño al fin no va a ganar (esto genera mantener nuevos partidos y generar partidos parasito como los actualmente conocidos y meter uno que otro plurinominal para ellos).

Nos chingamos

Al final hagamos lo que hagamos nos chingamos a menos de que seamos de la familia o los cuates cercanos o tengamos una plurinominal a nuestro nombre, ya que muchos de nuestros gobernantes llegarán algunos cambiaran de estilo de vida, serán prepotentes, borrachos, se irán a golpear gente a Brasil, contrataran mujeres u hombres para que bailen con ellos o ellas (según sea el caso), se sentirán nazis, o simplemente brincaran entre partidos cargos políticos vivirán de ello y se quejarán de lo que hacen los demás pero no se acordarán o verán lo que hacen entre otras bellezas que ocurren en nuestro bonito país.

Vendo mi voto.

Muchas veces se han quejado de los que venden su voto a cambio de una despensa o 500 pesos o cantidades distintas en tarjetas de teléfono, soriana, monex, bultos de cemento y un gran etc.; pero ellos al menos han obtenido algo por su voto, si ya sé que a venta y compra de votos está regulada como lo dicen las siguientes imágenes:

 

ventasdevotos2
http://www.ine.mx/documentos/DECEYEC/dogmatico_capv.pdf
ventadevotos
http://www.ine.mx/documentos/DECEYEC/dogmatico_capv.pdf

¡¡Pero carajo!!, al menos han obtenido más que muchos de nosotros, entre parquímetros, baches, políticos que nos ignoran cuando algo no les gusta, y como siempre un gran etc.

No me refiero a que vendas tu voto por una despensa, ni algo de lo mencionado anteriormente, sino que te organices y junto con más personas “vendas tu voto” al candidato que consideres conviene más a tu comunidad, pero con esta venta me refiero a que lo vigiles y te asegures que cumpla sus promesas de campaña que al final sólo quedan en eso, promesas, ya que muchas veces ni siquiera terminan su periodo en busca de un nuevo hueso.

Y cuidado con los candidatos que apoyas ya que muchos tienen historias de cómo llegaron ahí o por qué están ahí y es mejor que te deban a ti y a tu comunidad, que a narcos o empresarios que esperan su llegada para cobrar con lo que debería de beneficiarte a ti y tu comunidad.

De los pluris no podemos hacer mucho al final llegan, no tienen obligaciones, y votes por quien votes llegará uno que otro indeseable.

Así que organízate y “vende” tu voto y cóbrale asegurándote que cumpla sus promesas mientras gobierne.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: