se puede recuperar la capacidad de amar?

Quienes han experimentado un rompimiento amoroso probablemente pueden identificarse con muchas de las partes que se mencionan en este artículo, es importante señalar que nos referimos específicamente a algo que podemos llamar parálisis psicológica, desorientación y vacío que se experimenta tras la ruptura o separación de los amantes.

No en todos los casos se experimenta la misma situación, porque la conducta humana varía mucho de una persona a otra. Generalmente en una primera crisis, se logra soportar esta situación aún siendo muy grave, la persona afectada no sabe cómo enfrentarlo. El dolor sentimental que produce esta relacionado con la intensidad del compromiso existente en la relación amorosa.

La ruptura y dolor se relaciona con lo que llamaremos cambio afectivo, este se determina por la cantidad de tiempo que uno ha pasado con la otra persona y por la profundidad del compromiso. Por ejemplo, hay parejas que han concluido o que se han visto hace poco tiempo, en estos casos el periodo para el cambio afectivo generalmente es corto.

Cuando la pareja continúa estando junta en períodos de estabilidad, alternados con crisis sentimental, el tiempo sigue y la relación sentimental pasa por un periodo de mayor profundidad en las emociones y sentimientos.

Es importante que en los periodos de rompimiento, la persona siga desarrollando sus actividades y funcionamiento normal mientras que las heridas se curan. Sabemos que no siempre es así, cuando el dolor es profundo la persona pasa por períodos largos de sentimientos confusos y vaivenes emocionales.

Consideramos que rompimiento, o los efectos del rompimiento, se vuelven mas problemáticos cuando se intenta reprimirlos o inhibirlos a través de la negación o a través de los excesos, como son las drogas, el alcohol y el sexo. El fracaso en reconocer y expresar el sufrimiento emocional puede perjudicar la salud psicológica y emocional de las personas, ya que serán afectadas sus posibilidades reales de formar nuevas relaciones amorosas en el futuro.

Se puede temer que en la siguiente relación se repita la misma historia de acontecimientos, o peor aún, se duda de que uno mismo sea capaz de amar. Hacer frente a la experiencia del dolor y comprender en lo que uno fallo puede convertir el dolor en una experiencia de crecimiento y dejar una huella de ideas de cómo afrontar nuevas relaciones amorosas.

La secuencia de un rompimiento emocional mal resuelto puede afectar algo más que la salud emocional. Cuando la vida se llena de sufrimiento por la pérdida y no se puede afrontar los sentimientos que acompañan a este sufrimiento, el cuerpo recibe la señal de que no se quiere recuperar. Las penas no resueltas, la represión y la desesperación debilitan el sistema inmunológico, acarreando padecimientos en el organismo y dejando espacio a las enfermedades.

Así que el dolor de la separación, aunque difícil, es necesario vivirlo, se debe recuperar al igual que otras heridas la capacidad de sanación de las emociones.

Después de sufrir una pérdida amorosa o sentimental el querer vivir desconectado de las emociones puede ser el peor error, experimentarlo significa estar en contacto con una realidad dolorosa que debe superarse.

Tampoco se trata de quedarse instalado en el dolor eterno y sufrimiento por la pérdida.

Existen una amplia cantidad de síntomas que se experimenta por el dolor sentimental. Se puede abusar de la comida o del alcohol, así como de las pastillas para distintos dolores, para dormir, tranquilizantes, antidepresivos, y pareciera que se está buscando una medicina para liberar el dolor, lo lamentable es que no existen, para cerrar las heridas del amor se debe pasar por un proceso, en otras palabras es el trabajo que debemos hacer para restablecer nuestra capacidad de amar.

Se pueden producir un número importante de trastornos como son, perder el apetito, dejar de dormir o de descansar, la pérdida de peso, se sube de peso, se pierde el cabello, se quiebran las uñas, se padece gastritis, se producen diarreas, etc.. Lo más difícil son los lapsos en que se pierde la memoria o que nos damos cuenta que sólo usamos nuestra capacidad racional para recordar el dolor y a la persona relacionada con el mismo.

Tal vez se llegue a sentir como si tuviera poca o ninguna energía. La mayor parte de las personas tratan de sumergirse en la rutina diaria. Somos incapaces de recordar o ver lo bueno que tienen la vida o la gente que lo rodea. Los pensamientos quedan limitados a la persona que hemos perdido y al dolor que esto nos produce.

Muchas personas si aíslan, se recluyen y dejan de tener contacto por el temor a ser lastimados, o a no poder volver a encontrar alguien que valore lo que sentimos.

Cuando se entra en el dolor emocional, es posible que nuestra vida parezca sin control. Todo lo que nos rodea se encuentra lleno de un profundo vacío que se siente en el interior de nuestro ser.

Existen una serie de tapas que se cubren en el proceso de la pérdida:

1. La pena y el dolor.

2. Sentirse culpable.

3. Enojarse.

4. Adaptarse  a una nueva situación emocional.

5. Resolver el conflicto.

6. Encontrar el nuevo amor.

Es importante que sepamos que el dolor no siempre permanecerá en nuestra vida, es algo que se transformara al pasar el tiempo.

En el momento de la pérdida los amigos, la familia, el trabajo, son los mejores aliados.

Es importante que si el dolor supera tus fuerzas busques la ayuda de un especialista, el dolor es una etapa que puedes superar.

disfruta tu dia…………..brilla siempre 🙂

Seguir leyendo

EL ABUSO EMOCIONAL EN LA PAREJA…….. TU PAREJA TE PRESIONA?

Dando consulta me he encontrado con muchas pacientes las cuales sienten que su relación de pareja les agobia la existencia, su pareja afecta su felicidad  y su autoestima, y no saben como enfrentarlo, esto se debe al abuso emocional, que en muchas ocasiones puede ser mucho más perjudicial que el abuso físico. Y el abuso emocional se relaciona con el tipo de palabras que se usan, lo que se conoce como abuso verbal, o sea, las palabras que lastiman; las actitudes y comportamientos también pueden ser fuentes de abuso emocional, ya que en muchas ocasiones son formas de descalificar, minimizar, ridiculizar, etc., a una persona.

En este sentido se puede incluir los insultos, comentarios ofensivos, injurias y burlas, incluyendo comentarios desagradables sobre tu persona, tu cultura o tradiciones y creencias, la familia, el sexo, los amigos, las características físicas, la religión, etc. Así como los gestos, ademanes, miradas, etc

Puede ser directo o sutil. Muchos comentarios de abuso se hacen de manera hostil o cuando la persona está enojada y los hace gritando o subiendo la voz, pero también se realizan comentarios como quien no quiere la cosa o incluso con una sonrisa, o como quien dice “te los digo Chana para que me entiendas Juana. Es importante saber que este tipo de abusos causan un dolor, pero en muchas ocasiones no sabemos por qué, ya que aparentemente todo está bien y nada se dijo a gritos ni con palabras ofensivas. Pero la intención, el gesto y el mensaje bien que causan su efecto negativo sobre la persona.

El objetivo de los comentarios hirientes o desagradables es hacer que la otra persona se sienta humillada, equivocada, mal o que no vale o no sabe hacer las cosas, mientras que el abusador busca sentirse mejor. También debemos conocer que el abusador cuando está enojado, usa el abuso verbal como una forma de castigo, para que la otra persona se sienta culpable, pero también el dejar de hablar, el aplicar la “ley del hielo” es una forma de castigar y de hacer sentir a la persona que es culpable de lo que causo el desagrado.

El abuso emocional lastima, y ese dolor puede continuar incluso después que la relación termina, causando baja autoestima y sentimientos de inseguridad y desconfianza.  De hecho, nunca te sentirás totalmente bien,  seguro/a, comprendido/da, valorado/da, etc.,  en una relación donde existen ataques verbales y emocionales.

Una pareja abusivo (a) tiene el tipo de discusiones contundentes, donde parece que no tienen error o falla, pero esto lo hacen para que no tengas tiempo de pensar acerca de lo que tiene razón y lo que está equivocado en su conducta.

Si esto te ha sucedido es importante que te preguntes:

  • ¿Te sientes como que si no puedes discutir con tu pareja sobre las cosas que te molestan?
  • ¿Tu pareja con frecuencia te critica, humilla, o lastima tu auto estima?
  • ¿Tu pareja te dice como te vistas?
  • ¿Tu pareja te ridiculiza por el hecho de que te expreses o por lo que hablas?
  • ¿Tu pareja te aísla de tus amistades, familia o el trabajo?
  • ¿Tu pareja hace comentarios negativos sobre tu físico?
  • ¿Tu pareja te compara con otras personas?
  • ¿Tu paraje critica la forma en que te educaron?
  • ¿Tu pareja critica a frecuentemente a tu familia?
  • ¿Tu pareja te hace saber que no la haces en el sexo?
  •  Etc.

Con este tipo de cosas tu pareja parece que quiere convencer de que prácticamente no sirves para nada. Lo que en verdad busca es lograr que tengas nuevas conductas y actitudes que lo beneficie a el (ella). Simplemente tú pareja te empuja a comportarte de una manera que es tal y como el (ella) quiere. Gradualmente te hacen sentir diferente acerca de ti mismo, y destrozan cualquier tipo de confianza que tienes en ti mismo, tu auto estima y el valor para ti mismo (a) como persona queda muy devaluado.

Características comunes de las personas que abusan:

  • Fueron abusados verbalmente de niños o vieron el abuso verbal en la familia.
  • Tienen un carácter muy fuerte el cual sale a relucir al momento de tener cualquier desacuerdo con alguien.
  • Son extremadamente posesivos y celosos.
  • Solo se sienten bien es si su pareja es totalmente sumiso (a) y dependiente de él/ella.
  • Entra en relaciones superficiales con otras personas.
  • Presenta bajo amor propio y baja auto estima.
  • Demandan que su pareja cambie con base a sus exigencias e intereses, sin importar los de su pareja.
  • Tienen una capacidad inmensa para el autoengaño.
  • Siempre busca la culpa en la otra persona, no es responsable de nada de lo que funciona mal.
  • No recurriría al  alcohol si no molestaran o si lo comprendieran.
  • Se incomoda si no hacen lo que él dice.
  • No necesitan ayuda porque no les pasa nada.

 Nadie es perfecto y se sabe que mantener una relación no es fácil. Toma trabajo pero uno nunca debe aceptar este tipo de abuso. Nadie se lo merece. Si tu pareja tiene características de abusarte emocionalmente busquen ayuda para el bien de todos.

¿Como reconocer las señales?
Cuando hay abuso verbal en una relación, por lo general es un problema mutuo, no sólo de una de las partes. Si tú o tú pareja pueden contestar sí a cualquiera de las siguientes preguntas, puedes considerar que estas viviendo en una relación con abuso:

– Cuando estoy  enojado (a), digo cosas a propósito para que mi pareja se sintiera mal.

– Uso palabras con la intención de lastimar a mi pareja.

– Es culpable mi pareja de que yo me sienta triste o enojado (a).

-Me siento acusado (a) por otras personas cuando utilizan insultos o agresiones verbales.

– Cuando me enojo soy agresivo con otras personas  verbal o físicamente.

También es importante que revises las siguientes señales del abuso:

  • Tienes miedo del temperamento de tu pareja.
  • Tu pareja te insulta o te hace sentir mal sobre ti misma (o).
  • Tu pareja trata de controlarte al decirte donde puedes ir, con quien puedes hablar, la ropa que debes usar o como te debes comportar.
  • Tu pareja te ha pegado, pateado, empujado, dado una palmada, escupido o tirado cosas hacía ti.
  • Tu pareja te amenaza.
  • Tu pareja te hace sentir culpable después de lastimarte.
  • Tu pareja trata de reducir el tamaño del abuso diciendo que eres demasiado sensible, o que nada pasó.
  • Tu pareja promete que va a cambiar pero no lo hace y continúa comportándose igual o solo por breves periodos cambia.

¿Se puede cambiar una situación de abuso?

Si te sientes a salvo que no corres ningún riesgo, la próxima vez que tu pareja te diga algo hiriente, puedes señalar la conducta abusiva e insistir que deje de hacerlo. Podrías decir: “A mí no me hables así, me estas insultando”. “Tu manera de hablarme me hace sentir muy mal”, “sé que me insultas porque estás enojado, pero aun así respetarme.”
Si eres tú la que lastima con sus palabras, debes callar cuando sabes que vas a decir algo hiriente. Tómate un tiempo fuera y trata de decir o hacer otra cosa en su lugar. Trata de expresar sin gritos ni malas palabras lo que té hace enojar, te lastima o decepciona, sin agredir, atacar o culpar a tu pareja, MUCHAS VECES SOMOS LOS AGRESORES Y BUSCAMOS SER VICTIMAS, consiente o inconscientemente, PARA NO SER RESPONSABLES DE LOS PROBLEMAS. 

Si vives o estás en una relación donde existe abuso emocional, o si descubres que sigues una rutina de estar en relaciones de este tipo, o alguien cercano (a) a ti está en una situación como estas, es necesario que hables con un terapeuta, ya que el camino para sanar si lo puedes encontrar.

QUE ESTE DIA SEA EL MEJOR DE TU VIDA…………….BRILLA SIEMPRE 🙂

   
Seguir leyendo

EL CONTACTO FÍSICO

Al inicio de una relación de pareja el contacto físico facilita la adquisición de confianza, en todos los sentidos, es decir, podemos entregarnos de forma total, emocional y físicamente. Es el contacto físico lo que permite alcanzar un desarrollo emocional sano en la pareja. Cuando una relación inicia, los besos, las caricias, los abrazos, son piezas indispensables, buscamos estar con la pareja a cada momento, gracias al tacto reconocemos otro cuerpo, regalamos de forma constante caricias que nos acercan más y más a la persona que amamos creándose un vínculo amoroso. Si la relación logra pasar la etapa de la atracción física, y pasamos a la etapa de identificar los aspectos de concordancia, aquellas cosas que son del agrado mutuo, que podemos compartir, identificamos nuestros puntos comunes podemos iniciar una etapa diferente en la que crearemos un proyecto de vida común, es decir, los planes, las metas, los sueños que como pareja tenemos y que determinan el futuro quehacer de ambos, y todo esto lo rodeamos de la cercanía corporal, del contacto físico con el otro, de crear una complicidad en la que a veces tan sólo basta mirarnos para saber qué nos queremos decir. 

Sin embargo, surge otra etapa que se identifica como lucha de poder, en esta etapa la pareja empieza a perder de vista las metas, los sueños, y el contacto físico, es una etapa en la que la pareja necesita de inteligencia para sortear los problemas, de no ser así terminarán separados, la lucha de poder es sinónimo de divorcio. Nuevamente el contacto físico es una herramienta muy poderosa para unir a la pareja, obviamente se requiere de la disposición de ambos integrantes, en esta etapa el acudir a terapia puede ser un elemento de recuperación importante.

 Es muy fácil identificar a las parejas y las etapas por las que atraviesan, a través del contacto físico que tienen o que dejan de tener, el roce de las manos, la conversación, la intimidad de una caricia, la complicidad en la mirada, el intercambio de besos, los abrazos independientemente de la edad o de su condición social.

Las parejas necesitan de ese contacto físico para sobrevivir, a continuación mencionaré algunos enemigos de la pareja:

El silencio

El silencio también comunica, expresa enojo, resentimiento, rencor, frustración, por problemas que en su momento no se enfrentaron, se fueron guardando, en apariencia por no crear un conflicto más grande, ocultamos lo que sentimos, el problema es que el distanciamiento crece y obviamente el contacto físico se pierde.

La falta de tiempo

El quehacer diario, el tráfico, el estrés, provocan que las parejas no tengan tiempo para si mismos ni para compartir, de tal forma que los puntos de encuentro se extravían y el contacto físico se pierde.

Los celos

El desconfiar de la pareja, vigilarla, interrogarla crea un clima inadecuado a la relación, la confianza es un elemento básico en la pareja, que mantiene la cercanía y la intimidad.

La falta de intimidad

No es sinónimo de sexualidad, cuando hablo de intimidad me refiero a la espiritualidad de la pareja, a la complicidad de pensar en el otro, de los secretos que comparten, a las metas que inicialmente los unieron, cuando la intimidad se pierde, el contacto físico también.

La abstinencia sexual

Al no haber contacto físico, la sexualidad también se ve afectada, tu pareja no te atrae, no te apetece tener sexo, ya no hay la necesidad de estar con la pareja.

 Y QUE TENEMOS QUE HACER?

Ante todo revisar qué sucede con la pareja, si me interesa mantenerla o rescatarla, platicar, acerca de estos enemigos que han provocado malos entendidos, hacerlo sin reproches, con la confianza que la convivencia nos daba, hablar de las necesidades de cada uno, tratar de reencontrar los puntos comunes, asumir las responsabilidades que tenemos, y dar la oportunidad de reiniciar una nueva relación abierta en la que el contacto físico prevalezca.

Seguir leyendo

EL DOLOR EMOCIONAL

El dolor emocional es aquel que se presenta en los momentos de crisis de nuestra vida, en los momentos de perdida, por enlistar algunos estarían:

 el divorcio, el desamor, la desaprobación, el rechazo, separación, muerte, etc.

El dolor emocional es uno de los males más frecuentes y que sucede a casi diario a nuestro alrededor o a nosotros mismos, nadie esta libre de sentirlo en un momento o en muchos momentos de la vida. Este tipo de dolor puede llegar sorpresivamente y a medida de que nos toma desprevenidos el golpe es más devastador, por ejemplo cuando existe una infidelidad.

Es el tipo de dolor que no queremos enfrentar  y en muchos de los casos tratamos de evadir, ya que los seres humanos nos vamos haciendo “casi expertos” en evadir las cosas dolorosas de la vida, el sufrimiento es algo que parece tener dos extremos en la reacción humana, uno de los extremos es el auto engaño, ya que no queremos reconocer que algo grave está sucediendo en nuestra vida. Un ejemplo de esto es cuando ante la amenaza de la separación, que es evidente porque nuestra pareja cada vez se aleja mas y mas, tanto físicamente como emocionalmente, queremos creer que no pasa nada, que todo se va a arreglar y esta es una de las formas más comunes de hacernos “tontos solos”.

El otro extremo es la adicción al dolor, existen personas que van pasando de dolor en dolor por la vida, tanto físicamente como emocionalmente. Todos hemos conocido a alguien quien siempre nos hace comentarios sobre lo mal que le ha ido o sobre los problemas físicos que están pasando, sin darse cuenta que ese dolor  le reporta ganancias; un ejemplo muy común es cuando presentamos un comportamiento que verdaderamente da lástima y en realidad eso es lo que buscamos, mostrar un dolor que verdaderamente desgarre para encontrar la compasión de los demás o con esto podemos hacer un chantaje a las personas que nos quieren;  otro ejemplo común es la entrega total, en donde nos muestran todo el sacrificio que se hace o se vive para darle un significado a nuestro actuar, como en el caso donde la madre abnegada a dado todo por sus hijos, lo cual se puede ver como una conducta llena de dolor y que pide compasión.

Es muy duro para cada uno de nosotros, reconocer que en algún momento de nuestra vida hemos estado en estos extremos de esta fina cuerda de la vida que es el dolor emocional.

Una de las características más duras del dolor es que entra en todas las esferas de la vida de cada persona, ya que se convierte en dolor mental, emocional, espiritual y físico, el cual además va afectando a los que nos rodean de muy diversas formas, desde el comprometerlos a estar al lado del “dolido”, hasta repudiar al “dolido” y estos extremos son mecanismos de defensa que tenemos que usar para tratar de mantener un pequeño equilibrio ante el “dolido”.

Ahora pongámonos un momento en el lugar de una persona que está al lado de alguien que sufre, si es una persona con quien sentimos un compromiso de alguna naturaleza, sea emocional o material, ese compromiso o interés, nos hace actuar en compañía del “dolido”, pero cuando es el sentido contrario, donde no tenemos intereses ni emocionales o materiales, o estos interés se han terminado o han cambiado con el “dolido”, nuestro actuar es de repudio, rechazo o alejamiento, tal es el caso donde se ha dejado de querer a la pareja.

A medida de que el dolor va tomando fuerza en nuestro ser, va invadiendo la mente y el cuerpo, por eso es que una persona que presenta dolor emocional, tarde o temprano enfrenta enfermedades que hoy en día sabemos que su origen es de tipo emocional, o como antes se decía que estaba mal de los “nervios” y en el sentido contrario las cosas actúan igual, ya que una persona que sufre dolor físico, su mente va ir sufriendo el desgaste que sufre el cuerpo, hasta invadir las emociones y la psicología de la persona sujeta al dolor.

Esto lo convierte en un tema extremadamente delicado, que podemos suponer que hay dolores que matan, tanto las emociones, como al cuerpo. Por lo tanto hay que tener cuidado en cómo manejar el dolor, ya que existe desde la visión popular de decir “échale ganas”, hasta la postura de consultar a un especialista para encontrar la ayuda mas idónea de cada caso, ya que el dolor, también toma significados diferentes dependiendo de la personalidad del que sufre el dolor sea físico o emocional.

En las etapas de dolor existen muchas conductas:

1.- Conductas de huida.- Se caracterizan por alejarse del evento doloroso.

2.- Conductas de represión.- El inconsciente nos hace olvidar enérgicamente eventos o pensamientos que serían dolorosos si se les permitiese acceder a nuestro pensamiento.

3.- Conductas de proyección.- Son cuando los sentimientos o ideas dolorosas, son proyectadas hacia otras personas o cosas cercanas pero que el individuo siente ajenas y que no tienen nada que ver con él.

4.- Conductas de negación.-  Es cuando la persona trata factores de la realidad obvios, como si no existieran.

5.- Conductas de regresión.-  Que son el retorno a un funcionamiento mental de nivel anterior (“más infantil”).

6.- Conductas de aislamiento.- Que se caracterizan por la  separación del recuerdo y los sentimientos, es cuando alguien deja de sentir algo que realmente le afecta.

7.- Conductas de sustitución.- Son cuando la persona substituye un pensamiento desagradable inmediatamente por uno agradable.

8.- Conductas de desplazamiento.- Es cuando la persona  tiene sentimientos hacia una persona pero los conecta a otra, es el típico “que no busca quien se lo hizo sino quien se la pague”.

9.- Conductas de racionalización.- Es encontrar una auto justificación de los actos, sin percibir los resultados, es cuando se hace exactamente lo contrario  a lo que se necesita.

Muchas de estas conductas, que a resumidas cuentas tratan de ocultar el dolor o evidenciarlo al máximo, se asocian al uso del alcohol, drogas, uso de medicamentos y conductas no sanas en la persona. Ya en realidad se está buscando un “Escape del dolor”.

Un escape muy común, casi imperceptible y cotidiano  es el mira horas y horas la televisión o la computadora y otras distracciones le evitan su situación actual. Estas distracciones sirven para mantenerle aislado de su dolor, pero al final de cuentas no permiten que la persona resuelva el problema, sino que lo deje que eche raíces cada vez más profundas.

Hay que tener cuidado, ya que el dolor emocional puede permanecer instalado en nosotros por un largo período; lo cual nos lleva a dormir rumiando el dolor y al despertar sentiremos el mismo dolor, solo que en muchos de los casos nos vamos acostumbrando al dolor e incluso hay quienes se vuelven adictos al dolor, lo cual conlleva consecuencia incluso el no querer dejarlo, ya que es como despojarnos de una gran arma que nos permite relacionarnos con otras persona, ¿Quién no conoce a alguien que nos ha contado su historia triste y llena de penurias?, en la cual sigue viviendo y te acaso te pones a pensar que motivos tiene para vivir así?.

Hay quienes afirman que el dolor es el mejor maestro, ya que entre más duelan las cosas, mas aprendemos de ellas, y en realidad es al contrario, entre más relajada esta la mente y más confortable  este la persona más fácil es aprender.

Es importante saber si  estamos sufriendo por el mismo dolor desde hace mucho tiempo o acaso se ya se han acumulado más cosas. Es importante identificar el momento de desapegarnos del dolor, si, por contradictorio que parezca, debemos programarnos para dejar el dolor.

Es necesario sentir el dolor mientras nos ayude a aprender más de lo que nos pasa, esto es, mientras represente una forma de ampliar la visión acerca de nosotros mismos, pero no más, jamás permitas que el dolor se instale en tu vida o se convierta en la manera en que vives, ya que se convierte en tu acompañante y te llevará hasta la tumba. Parece obvio que nadie desea apegarse al dolor. En realidad, aún así, desapegarse de él tal vez sea uno de nuestros mayores desafíos.

Pero ¿y qué hacemos con el dolor?. El primer paso es aceptar la necesidad de abandonar un padrón emocional que nos daña y daña o enferma a las personas que nos rodean; pero debes saber que abandonar la fuente del dolor implica sufrimiento. Esto requiere de aprender a hacer el periodo de duelo o luto, ya que, el proceso de recuperación del dolor nos permite vivir de manera mas plena y volver a disfrutar de cada día, de cada persona y de cada cosa que la vida nos da para sentir placer por estar vivos.

El dolor es un sentimiento que se puede considerar normal o verdadero, ya que es una emoción humana, y como tal hay que vivirla en su momento, pero el problema es cuando el dolor se convierte en una arma de negociación o de forma de vivir.

El recuperarnos de una perdida  nutre la capacidad de amar, de vivir y disfrutar mejor las cosas, es un mal entendido que el efecto traumático de una desgracia nos debe sumir en depresión y dolor de por vida. Cuando nos separamos de un padrón emocional doloroso con el cual convivimos por tantos años, debemos mantener la conciencia de su importancia en nuestro proceso de auto-conocimiento: una forma de gratitud por lo aprendido, esto es recoger las lecciones que nos da la vida, para valorar mejor las cosas y disfrutarlas mucho mas.

Para evitar el evadir el dolor, puedes hacer cosas muy sencillas u útiles, como  escribir, todo aquello que te permita tocar fondo con tu dolor, dejar que el llanto se presente, que la rabia se presente, etc. No tienes por qué ocultar tus sentimientos, ya que debes estar consciente que son sentimientos temporales y que te vas a recuperar y te vas a sentir mejor muy pronto.

QUE TENGAN UN EXCELENTE FIN DE SEMANA 🙂

Seguir leyendo

reflexion de Facundo Cabral

No estás deprimido,   estás distraído …

…Distraído de la vida que te puebla,

Distraído de la vida que te rodea,

Delfines, bosques, mares, montañas, ríos.

•No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano,

cuando en el mundo hay cinco mil seiscientos millones.
Además, no es tan malo vivir solo.

Yo lo paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer y gracias a la soledad me conozco…… algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene setenta años, olvidando que Moisés dirigía el Éxodo a los ochenta y Rubinstein interpretaba como nadie a Chopin a los noventa, sólo por citar dos casos conocidos.

•No estás deprimido, estás distraído. Por eso crees que perdiste algo,  lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza, por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además, la vida no te quita cosas: te libera de cosas… te alivia para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.
De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que llamas problemas, son lecciones.
No perdiste a nadie: El que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.

No hay muerte… hay mudanza.
Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Miguel Ángel,
Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuelo y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas y nos aleja, porque nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser, será y, llegará naturalmente.
No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo,  porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban tres o cuatro meses de vida.

•Dios te puso un ser humano a cargo y eres tú mismo. A ti debes hacerte  libre y feliz. Después podrás compartir la vida verdadera con los  demás.

Recuerda : “Amarás al prójimo como a ti mismo”. Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás  viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz, porque la  felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho,
sino un deber; porque si no eres feliz, estás amargando a todo el  barrio.

Un solo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir,
mandó a matar a seis millones de hermanos judíos.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileños, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman; la música de Mahler, Mozart, Chopin, Beethoven; las  pinturas de Caravaggio, Rembrandt, Velázquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o sida, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas:
si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto (tengo hambre,  tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas)… y si le ganas, serás más humilde, más agradecido… por lo tanto, fácilmente  feliz, libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad y la
vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente, como debe ser.

•No estás deprimido, estás desocupado.

Ayuda al niño que te necesita, ese  niño que será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas.

Además, el servicio es una felicidad segura,  como gozar de la naturaleza y cuidarla para el que vendrá.
Da sin medida y te darán sin medida.
Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el  mismísimo Amor.

Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas.

•El bien es mayoría, pero no se nota porque es silencioso.
Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruye, hay millones de caricias que alimentan a la vida. Vale la pena, ¿verdad?.

Si Dios tuviera un refrigerador, tendría tu foto pegada en él. Si Él  tuviera una cartera, tu foto estaría dentro de ella. El te manda flores  cada primavera. Él te manda un amanecer cada mañana. Cada vez que tú  quieres hablar, Él te escucha, El puede vivir en cualquier parte del
universo, pero Él escogió tu corazón. Enfréntalo, amigo, ¡Él está loco por ti!

Dios no te prometió días sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia, pero él sí prometió fuerzas para cada día, consuelo para las lágrimas,  y luz para el camino.

Seguir leyendo

Realidad y Verdad: La Caverna

La verdad y realidad pueden ser interpretaciones de cada persona, cada quien alega que son iguales, sin embargo, cada una conlleva un sentido diferente cada individuo, no sólo de manera etimológica.

Platón en su alegoría de La Caverna, la cual ha sido más usada para explicar la relación Ser Humano / Conocimiento.

Este es un buen video representativo para esta alegoría.

Cada persona tiene su propia realidad, con la que conforma su verdad, y con la que ha aprendido a afrontar las situaciones diarias. El estar sumergido en ciertas circunstancias es lo que nos forma como individuos, para bien o para mal.

En lo personal he usado esto como premisa y me ha ayudado a no juzgar (la mayor parte del tiempo) el actuar de las personas pues cada quien ha tenido a su alrededor un contextos diferente.

Seguir leyendo

Amar es……………

Amar  es ir más allá de la individualidad; es percibir y valorar a otro ser humano; apreciar tanto las facetas luminosas y radiantes, como sus lados oscuros y sombríos; amar es también atreverte a establecer tus propios limites y mantenerlos firmemente; es respetarte a ti mismo y no permitir que el otro transgreda aquellos que consideras tus derechos personales; es tener tanta confianza en ti mismo y en el otro, que sin temor a que la relación se perjudique, te sientas en libertad de expresar tu enojo sin ofender al ser querido, y puedas manifestar lo que te molesta e incomoda sin intentar herirlo o lastimarlo. Es reconocer y respetar sus limitaciones y verlo con aprecio sin idealizarlo; es compartir y disfrutar de los acuerdos y aceptar los desacuerdos, y si llegase un día en el que evidentemente los caminos divergieran sin remedio, amar es ser capaz de despedirte en paz y en armonía, de tal manera que ambos se recuerden con gratitud por los tesoros compartidos.

Amar, es hacerle saber y sentir cuánto l@ valoras por ser quien es, cuánto aprecias sus riquezas interiores, aún aquellas que él mismo desconoce; es ver su potencial latente y colaborar para que florezca la semilla que se encuentra dormida en su interior; es hacerle sentir que su desarrollo personal te importa honestamente, que cuenta contigo; es permitirle descubrir sus capacidades creativas y alentar su posibilidad de dar todo el fruto que podría; es develar ante sus ojos el tesoro que lleva dentro y cooperar de mutuo acuerdo para hacer de esta vida una experiencia más rica y más llena de sentido.

Amar  es ser suficientemente humilde como para recibir su ternura y su cariño del otr@ sin representar el papel del que nada necesita; es aceptar con gusto lo que te brinda sin exigir que te dé lo que no puede o no desea; es agradecerle a la vida el prodigio de su existencia y sentir en su presencia una auténtica bendición en tu sendero; es disfrutar de la experiencia sabiendo que cada día es una aventura incierta y el mañana, una incógnita perenne(1); es vivir cada instante como si fuese el último que puedes compartir con el otro, de tal manera que cada reencuentro sea tan intenso y tan profundo como si fuese la primera vez que lo tomas de la mano, haciendo que lo cotidiano sea siempre una creación distinta y milagrosa.

1.- la filosofía perenne, una teoría fundada en la recolección o generalización de ideas comúnmente aceptadas en todas las épocas conocidas

QUE HOY SEA UNO DE TUS MEJORES MOMENTOS

BRILLA SIEMPRE 🙂

Seguir leyendo

Under The Bridge

Estoy sentado en el parque, veo las estrellas iluminar la infinita bóveda celeste y los vehículos iluminar el camino.

Siento las miradas de la gente al pasar frente a mi, me miran extraño. Yo en cambio, los observo avanzar por su senda.

A lo lejos mis ojos encuentran un puente y reflexiono en voz alta:

¿Qué es lo que me falta para caer sobre el caudal que atraviesa el puente?

Y me doy cuenta de que nada; tengo la tristeza de haber perdido el amor, tengo mil problemas por los cuales sufrir, mi vida cumplió el sentido que tanto buscaba.

Yo estoy vivo, yo sigo vivo y eso es más importante.

Tengo que apoyarme en cada peldaño si llego a caer, debo estar aquí para sonreír, para luchar junto a esas almas que necesitan un pilar.

Estaré aquí para apretar tu mano y decirte;

Vamos, sonríe. Yo se que puedes levantarte

Seguir leyendo

God put a smile upon your face – Cold Play

God put a smile upon your face

Cancion del grupo britanico Colplay, que en lo personal me gusta y me levanta el animo siempre que la escucho. La  letra se las paso despues, ok??

Pero una parte del coro dice:

“Hacia donde vamos nadie lo sabe…Dios te dio estilo y te dio gracia, Dios puso una sonrisa en tu cara…”

LA sonrisa esta en nuestras caras para algo …USALA!!!

Seguir leyendo

Una duda

¿Qué duele más?
¿Nunca conocer el amor?
¿O conocerlo y haberlo perdido?
¿O tenerlo y verlo diluido entre tus brazos?
¿O verlo arrebatado?
¿O por la muerte consumado?
¿O amar sin ser amado?
¿O amar a quien no te ama sin ver a quien sí?
¿O matar a quien amas?
¿O saber que te amaba en el umbral de tu muerte?
¿O arrepentirte de haber amado?
¿U odiar al amor?
¿O amar el dolor?
¿O ignorar el amor siendo consciente?
¿O hacerlo inconsciente y saberlo después?
¿O mentir a quien amas?
¿O amar a quien te miente?
¿O salvar a quien odias, porque ama a quien amas, y le ama en lugar de a ti?
¿O amarlo?
¿U odiarte?
¿O amar tu rencor?
¿O amar a solas?
¿O amar en silencio?
¿O no poder amar?
¿O tener prohibido amar?
¿O no querer amar?
¿O amar y odiar al mismo tiempo?
¿O amar y después odiar?
¿O la desilusión antes de ese odio?
¿O volver a amar?
¿O amar a quien ya ama, y es amada?
¿O amar a quien no puede amar?
¿O amar a quien no quiere amar?
¿U olvidar a quien amas?
¿U olvidar que puedes amar?
¿O amar a distancia?
¿O por nadie ser amado?
¿O amar a quien no puedes amar?
¿O amar por obligación?
¿O morir de amor, de amor amargo, triste, seco, lento, frío, único, roto, loco, fugaz, lejano, vacío, débil, ajeno, sangriento, perdido, perfecto, mortal?
¿O simplemente amar?

Seguir leyendo