El empleado y las naranjas

A continuación un cuento mal usado generalmente por los patrones para no dar aumento de sueldo en lugar de hacer que los empleados generen ese pensamiento. Por cierto buen lunes iniciamos.

Un empleado de una importante empresa textil, el cual tiene veinte años de antigüedad,  estaba enojado con su jefe porque un empleado nuevo en la fábrica cobraba el doble que él.

Cierto día, cansado del trabajo y con odio hacia el nuevo, increpó a su jefe con la siguiente pregunta:

-¿Jefe, por qué por que el nuevo cobra el doble que yo y hace apenas entro hace un año, mientras que yo desde hace diez años pertenezco a la empresa?

-¿Quieres saber porque el nuevo empleado cobra el doble que tú?-, preguntó retórico el jefe.

Voy a hacerte una propuesta y si la llevas a cabo con eficiencia, voy a aumentarte el sueldo, es más, voy a pagarte lo mismo que a mi nuevo empleado. Ve a la verdulería de la otra cuadra y compra una naranja para cada uno de mis empleados y dime cuanto gastaste.

El viejo empleado salio diligentemente a comprar las naranjas y para su sorpresa no había naranjas. Entonces, regresó a la fábrica y le dijo al jefe:

-Jefe, no hay naranjas.

-Esta bien-, dijo el jefe. Ahora voy a enviar al nuevo a hacer la misma tarea que tú y veremos el resultado.

Vino el nuevo a donde estaba el jefe y salió a comprar las naranjas para el jefe. Luego de una hora regresó a la fábrica y le dijo al jefe, en tanto el viejo empleado miraba atónito.

-Jefe, dijo el nuevo empleado, no había naranjas, pero al estar ante tanta variedad de frutas, me di cuenta que el kiwi también tiene vitamina c, por lo tanto traje un kiwi para cada uno de los empleados ya que el verdulero al ver el tamaño de mi compra me hizo un descuento del diez por ciento y como si esto fuera poco me regaló unas bananas, las cuales, por supuesto, tienen potasio y también son buenas para la salud…

El jefe le dijo gracias por el mandado al nuevo empleado y al quedarse solo con el antiguo empleado, dijo:

-Por esto que has visto el nuevo empleado gana el doble que tú…

2 thoughts on “El empleado y las naranjas

  1. excelente reflexión,me encanta y no es mcdonal y si,da resultados positivos actuar de esta forma.

  2. Si bien un buen liderazgo propicia el desarrollo de un empleado NO estoy de acuerdo cuando aquí mencionan que desarrollar ese pensamiento depende del jefe… si quieres crecer en todo aspecto la responsabilidad es sola y 100% tuya no te contentes con medias tintas o excusándote en que no tienes un buen líder… el liderazgo se lo puede ejercer desde cualquier posición.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: