No puedes obligar a nadie a que te quiera

Probablemente esta sea una de las cosas más difíciles de aceptar en asuntos del corazón. Tú encuentras a la persona que llevas buscando toda la vida, pero ella no parece darse cuenta. Y haces cuanta cosa para que se de cuenta que estas ahí.

A lo mejor la acabas de conocer, estás loco por ella y, sin embargo, ella no parece estar igual; estás esperando que se dé cuenta de que están hechos el uno para el otro… O quizá llevas ya un par de años juntos (sí, está a gusto contigo, se ha acostumbrado) pero en el fondo sabes que no te quiere.

Más pronto o más tarde (más bien más tarde) te acabará diciendo que las cosas no marchan como ella pensaba, pero tú no quieres ni oírlo. Intentas convencerle para que te dé otra oportunidad, vas a cambiar, vas a ser la persona que ella desea. Es humillante, pero tú no lo ves. Tú crees que merece la pena luchar por ese amor, minas tu seguridad en ti mismo y tu autoestima, todo lo que quieras; pues aún así, no te querrá. Porque no puede. Y te lo dirá de forma suave y con disculpas o de forma brutal y desagradable.

Y eso ocurre en el mundo entero cuando en una relación sólo ama uno de los dos. Piensa en parejas que conozcas; apuesto a que habrá alguna que tenga este perfil.

Conozco a gente que ha pasado por esto y que ha tardado meses o incluso años en darse cuenta de que no hay ninguna posibilidad. A partir de ese momento, lo que han hecho es buscar parejas cuyo amor sea recíproco. Lo gracioso es que todos los que han pasado por una experiencia así, dicen lo mismo: gracias a Dios que aquella relación terminó, porque con esta nueva soy una persona feliz.

O sea, por muy maravillosa que sea la persona a la que amas, si ella no te quiere a ti, la relación se va a pique. Incluso imaginando que podría llegar a quererte, si eso supone que tú luches a brazo partido y te des zapes a ti mismo, de verdad no merece la pena. Tú debes desear a alguien que te quiera como eres, no como pretendes o intentas aparentar. Si crees que estás con alguien que no te quiere, sé valiente y termina la relación antes de que esa persona la termine. Te sentirás mal por perderla, pero contento por haberte enfrentado a la verdad y un día, al echar la vista atrás, te darás cuenta de que tomaste la decisión acertada.


ERES UNA PERSONA VALIOSA, NO INTENTES CAMBIAR PARA LLEGAR A SER LO QUE TU PAREJA QUIERE QUE SEAS.
Seguir leyendo

TU ERES EL DUEÑO DE TU DESTINO

Lo bueno de ser libre es que uno mismo elije su destino, el mayor poder que poseemos es, poder elegir. Tú eres dueño de tu destino, el que dirige sus pensamientos y su acción. Tú puedes en cada momento cambiar el curso de tu vida.

Cada decisión que tomes puede modificar radicalmente tu vida. Lo más importante es ser consciente de que tienes el DERECHO a decidir. Habla contigo mismo, piensa y dite: « ¡Si yo decido Ahora, Yo cambio mi vida Ahora!

¡Toma decisiones para tus proyectos! ¡Ponles la luz y decide! Una « pequeña » decisión, como una llamada telefónica (por ejemplo) a una persona que puede ayudarte en tu proyecto, puede ser determinante, yo siempre he dicho y pensado que un abrazo a tiempo puede solucionar muchas cosas.

En realidad, todas las decisiones cuentan (incluso las más pequeñas), puede ser la génesis de un cambio importante. Ciertamente, no de inmediato, pero, como has abierto una primera puerta, tu abrirás después, una segunda, luego una tercera…
En terapia he tenido la oportunidad de ver pacientes como rezan por conseguir el pan de cada día pero se comportan como si lo quisieran tener para todo el año, es bueno fijarse metas y tiempos pero pensar solo en el futuro puede poner en peligro nuestro aquí y ahora, no apreciamos lo que tenemos en ese momento y anhelamos lo que aun no poseemos, lo mismo ocurre cuando nos quedamos atados a un pasado perdemos la oportunidad de apreciar con lo que si contamos por eso es importante que te digas: ‘Yo soy el Dueño de mi destino’
Tu destino está en tus manos. Tú puedes hacerlo. Lo que vas a ser dentro de seis meses o un año depende de lo que pienses ahora.

QUE ESTE DIA SEA UNO DE TUS MEJORES MOMENTOS
¡¡¡BRILLA SIEMPRE¡¡¡¡¡ 🙂

Seguir leyendo