El gran maestro Taoísta Chuang Tzu soñó una vez que era una mariposa revoloteando aquí y allá. En el sueño no tenía conciencia de su condición como persona, era sólo una mariposa. De repente, se despertó y se encontró acostado siendo una persona otra vez. Entonces pensó para sí mismo:

– ¿Era antes un hombre que soñaba ser una mariposa, o soy ahora una mariposa que sueña ser un hombre?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

La búsqueda del sabio

LA BÚSQUEDA DEL SABIO El abad Abraham supo que cerca del monasterio…

El coco

Desde lo alto de un cocotero, un mono arrojó un coco sobre…

El ingenio de la hormiga

El ingenio de la hormiga. Hace un tiempo me puse a observar…

La culpa es de la vaca

Se estaba promoviendo la exportación de artículos colombianos de cuero a Estados…