Desde los afectos

Cómo hacerte saber que siempre hay tiempo? Que uno tiene que buscarlo y dárselo… Que nadie establece normas, salvo la vida… Que la vida sin ciertas normas pierde formas… Que la forma no se pierde con abrirnos… Que abrirnos no es amar indiscriminadamente… Que no está prohibido amar… Que también se puede odiar… Que la agresión porque sí, hiere mucho… Que las heridas se cierran… Que las puertas no deben cerrarse… Que la mayor puerta es el afecto… Que los afectos, nos definen… Que definirse no es remar contra la corriente… Que no cuanto más fuerte se hace el trazo, más se dibuja… Que negar palabras, es abrir distancias… Que encontrarse es muy hermoso… Que el sexo forma parte de lo hermoso de la vida… Que la vida parte del sexo… Que el por qué de los niños, tiene su por qué… Que querer saber de alguien, no es sólo curiosidad… Que saber todo de todos, es curiosidad malsana… Que nunca está de más agradecer… Que autodeterminación no es hacer las cosas solo… Que nadie quiere estar solo… Que para no estar solo hay que dar… Que para dar, debemos recibir antes… Que para que nos den también hay que saber pedir… Que saber pedir no es regalarse… Que regalarse en definitiva no es quererse… Que para que nos quieran debemos demostrar qué somos… Que para que alguien sea, hay que ayudarlo… Que ayudar es poder alentar y apoyar… Que adular no es apoyar… Que adular es tan pernicioso como dar vuelta la cara… Que las cosas cara a cara son honestas… Que nadie es honesto porque no robe… Que cuando no hay placer en las cosas no se está viviendo… Que para sentir la vida hay que olvidarse que existe la muerte… Que se puede estar muerto en vida.. Que se siente con el cuerpo y la mente… Que con los oídos se escucha… Que cuesta ser sensible y no herirse… Que herirse no es desangrarse… Que para no ser heridos levantamos muros… Que sería mejor construir puentes… Que sobre ellos se van a la otra orilla y nadie vuelve… Que volver no implica retroceder… Que retroceder también puede ser avanzar… Que no por mucho avanzar se amanece más cerca del sol… Cómo hacerte saber que nadie establece normas, salvo la vida?  

otro de Benedetti

El Sur también existe Con su ritual de acero sus grandes chimeneas sus sabios clandestinos su canto de sirena sus cielos de neón sus ventas navideñas su culto de Dios Padre y de las charreteras con sus llaves del reino el Norte es el que ordena pero aquí abajo, abajo el hambre disponible recurre al fruto amargo de lo que otros deciden mientras el tiempo pasa y pasan los desfiles y se hacen otras cosas que el Norte no prohíbe. Con su esperanza dura el Sur también existe. Con sus predicadores sus gases que envenenan su escuela de Chicago sus dueños de la tierra con sus trapos de lujo y su pobre osamenta sus defensas gastadas sus gastos de defensa. Con su gesta invasora el Norte es el que ordena. Pero aquí abajo, abajo cada uno en su escondite hay hombres y mujeres que saben a qué asirse aprovechando el sol y también los eclipses apartando lo inútil y usando lo que sirve. Con su fe veterana el Sur también existe. Con su corno francés y su academia sueca su salsa americana y sus llaves inglesas con todos sus misiles y sus enciclopedias su guerra de galaxias y su saña opulenta con todos sus laureles el Norte es el que ordena. Pero aquí abajo, abajo cerca de las raíces es donde la memoria ningún recuerdo omite y hay quienes se desmueren y hay quienes se desviven y así entre todos logran lo que era un imposible que todo el mundo sepa que el Sur, que el Sur también existe. MARIO BENEDETTI P. D. Hablando del Sur me acorde de este personaje!!

La platica con Buba

Hace algunos ayeres, cuando estaba estudiando el bachillerato, trabajaba en una papeleria que pertenecia a una tia mia. Lo hacia al salir de clases y en las vacaciones para sacar dinero extra, ademas me daba chance de hacer tareas cuando era necesario. Un dia llego un chavo a sacar copias fotostaticas de varios escritos; como cualquier otro dia, la copiadora se trabo, las hojas se atoraron y me puse a pelear con la copiadora. Cuando ya quizo sacar la copia, salio muy clara , el toner no estaba lo suficientemente oscuro. Le aprete a todos los botones y por fin salieron pero manchadas la shojas. Al volver a repetir la operacion puse un punto medio en el toner, y salieron bien las letras y los dibujos de los escritos; al parecer eran poemas. Se fue el chavo contento con el resultado, y yo, pues a recoger el tiradero que ocasione, las hojas manchadas fueron a la basura, pero la primera hoja que salio borrosa, es decir,que las letras casi no se veian por falta de toner(tinta) llamo mi atencion; era un poema muy pequeno y sencillo, sin embargo me gusto, sobre todo porque crei que fue escrito para mi, ya que asi me sentia en ese momento por un chavo que me gustaba. Esa hoja no tenia dibujo pero yo le hice uno como de una rana, asi me imagine a Buba. Calque las letras para que no se borraran y la guarde en mi bolsa. Ese poema lo transcribo a continuacion….la platica con Buba..espero les guste y buenas vibras a todos!!! P.D. Gracias a este chavito que nunca supe su nombre ya que jamas volvio, pero este poema es de mis favoritos, dedicado a el. PLATICA CON BUBA Es raro, pero dándote la espalda, tengo que voltear para cerciorarme de que no ha desaparecido en repentino vacío. Es tonto, pero tengo miedo de apagar su estrella creo que no me di cuenta de que ya me había consumido en ella. Lo más irónico  de esta platica Buba, es que no me respondiste nada.

El Rostro del Amor

¡OH si!, lo he visto. El rostro del amor, Lleva un par de luceros Que brillantes ojos son. El rostro del amor, Tiene boca y mejillas color salmón ¡OH si¡ El rostro del amor, También tiene cabello sedoso, brilloso, aromático, El rostro del amor tiene dueña Una niña que por nombre lleva Remedios la bella.

Noche de Armonias

Cada gota una armonía, Miles de ellas una sinfonía. Notas que alimentan el alma, De público una dama, vestía de plata, Artemisa, así se llama. Noche fría de ritmos y percusiones, Que se disfruta sin limitaciones, En la sala de presentaciones Más bella existente, la bóveda celeste. . Cada gota una armonía, Miles de ellas… una sinfonía.

Me encanta Dios (Jaime Sabines)

Me encanta Dios. Es un viejo magnifico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega. Y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna y nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe de las manos. Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero eso a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida -no tú ni yo- la vida sea para siempre. Ahora los científicos salen con su teoría del Bing Bang… Pero ¿qué importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes. A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho -frente al ataque de los anbióticos- ¡bacterias mutantes! Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble. Mueve una mano y hace el mar, mueve otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento. Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia -y se agita y crece- cuando Dios se aleja. Dios siempre esta de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada, el perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy. A mi me gusta, a mi me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios. – Jaime Sabines 1926 – 1999

El amor sólo puede sobrevivir en una relación que fluye continuamente. Sin cadenas, sin presiones.

El amor sólo puede sobrevivir en una relación que fluye continuamente. Sin cadenas, sin presiones. “Una relación donde puedas acercarte y puedas alejarte no ha sido aún desarrollada. Es una de las grandes desgracias de la humanidad. Me gustaría contribuir a un futuro concepto de relación flexible; no fija y muerta. Rabindranath, en una de sus últimas novelas…., “El último poema”…. el héroe quiere casarse con una mujer muy culta y educada que es muy rica y muy hermosa. La mujer está de acuerdo pero con una condición. La condición es –ella tiene un gran lago en las afueras de su palacio– y la condición es: “Te daré otro palacio del otro lado del lago, a kilómetros de distancia; no se podrá ver de un palacio al otro. Te daré un bote, pero viviremos en casas separadas y nunca nos invitaremos, dejaremos que siempre nuestros encuentros sean accidentales, tú estarás en el bote, yo estaré en el bote y de repente nos encontraremos en el lago. Tú has ido a caminar por la mañana, yo he ido a caminar por la mañana y de reprente nos encontramos debajo de los árboles, pero sin invitación. De esta forma nuestra relación permanecerá siempre joven, siempre fresca, siempre una luna de miel, una continua luna de miel”. El hombre no podía entender. Él dijo: “¿Qué clase de casamiento es éste? A menos que vivamos juntos, éste no es un casamiento”… Rabindranath te está dando la idea de una relación flexible. En realidad, no relación, simplemente un amor que sigue y sigue y nunca va al registro civil para casarse. A menos que estés lejos no puedes estar cerca. Si permaneces siempre lejos, el amor morirá. Si permances siempre cerca, el amor morirá. El amor sólo puede sobrevivir en una relación que fluye continuamente. Sin cadenas, sin presiones. He amado mucho esta novela. No es una novela, tal vez un sueño para el futuro de la humanidad”. Osho, El Mesías

Poema numero 20 (xx) (Pablo Neruda)

Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: ” La noche está estrellada, y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”. El viento de la noche gira en el cielo y canta. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Yo la quise, y a veces ella también me quiso. En las noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito. Ella me quiso, a veces yo también la quería. Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos. Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido. Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella. Y el verso cae al alma como pasto el rocío. Qué importa que mi amor no pudiera guardarla. La noche está estrellada y ella no está conmigo. Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos. Mi alma no se contenta con haberla perdido. Como para acercarla mi mirada la busca. Mi corazón la busca, y ella no está conmigo. La misma noche que hace blanquear los mismos árboles. Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise. Mi voz buscaba el viento para tocar su oído. De otro. Será de otro. Como antes de mis besos. Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos. Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero. Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido. Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos, mi alma no se contenta con haberla perdido. Aunque éste sea el último dolor que ella me causa, y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

A %d blogueros les gusta esto: