GENTE TAN NECESARIA

Hay gente que con solo decir una palabra
Enciende la ilusión y los rosales;
Que con solo sonreír entre los ojos
Nos invita a viajar por otras zonas,
Nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente que con solo dar la mano
Rompe la soledad, pone la mesa,
Sirve el puchero, coloca las guirnaldas,
Que con solo empuñar una guitarra
Hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca
Llega a todos los límites del alma,
Alimenta una flor, inventa sueños,
Hace cantar el vino en las tinajas
Y se queda después, como si nada.

Y uno se va de novio con la vida
Desterrando una muerte solitaria
Pues sabe que a la vuelta de la esquina
Hay gente que es así, tan necesaria.

Hamlet Lima Quintana

Seguir leyendo

El dragon

Espero les guste aunque se escucha mejor de lo que se ve aqui les dejo a el dragón de Rodrigo Solis:

Ahí tienen que una vez llego un dragón a alguna parte y apenas puso garras en el suelo, empezó a devorar a la gente que se escondió, luchó, se organizó, resistió pero no pudo hacer nada y el dragón se los comió .esto tenia sin cuidado al gordo monarca que vivía en su palacio rodeado de jardines y cortesanas bellas que bailaban levantando los labios, secretarios, sectarios, colgaditos de sus hilos, armados con informes que rebelan que el dragón selectivo , asesina una población económicamente inactiva, “no aparece en la cuenta no hay pedo rey”, pero cuando al dragón le dio por dormirse en una mina de uranio le apesto el apetito al rey gordo maldito, “no me toques el tesoro, no se juega con dinero . ¡Guerreros!”

Y allá fueron helicópteros, aviones, soldados blindados de brillante armadura ala guarida del dragón con la estrategia de la media luna ” ríndete dragón, te tenemos rodeado”,.- No hay nada peor que un Dragón ENOJADO. humo , polvo, fuego, !por la patria compañero ! franco tirador preparado , granada ¡ RETIRADAA!! Retirada repito este dragón es mas carbón que bonito. Y el dragón se los comió.!!Es una maldición !!, dijo el rey manoteando en la mesa y derramando el café, ” que vayan allá nuestros hombres de fe” y allá van…. monjas , obispos, sacerdotes, comisión de contactos, dos diputados, fanáticos , varios.. Pero antes de que pudieran iniciar las negociaciones, antes de que dieran inicio las oraciones, el dragón saltó de su agujero “huyy que FEO !! – No hay nada peor que un dragón : ATEO.” “va de retro, va de retro padre nuestro”, y el dragón se los comió. “es tiempo que usemos la fuerza de la razón” dijo el rey chupándose los labios, ” ¡a mi todos los sabios!” y allá van… sistema nacional de investigadores, médicos, brujos , profesores , poetas a desquitar las becas !quedo de lado la lucha contra el sida, ” hoy la patria necesita un aerosol Dragonicida.Los viejitos amables , fabricaron la poción , resulto ser inflamable, crujientes , doraditos, el dragón se los comió. ¡ Que vamos a hacer!, pensaba el rey en su jardín de geranios , nimodo que renuncie a la mina de uranio, ” uno debe pensar en su vejez” en nombre de la patria y sus deberes, el rey convoca a las mujeres! ” compañeras en nombre de la unión nacional de cada pueblo y aldea, saldrán las mas pobres , las mas feas…a saciar el apetito del dragón ! “”Ah chinga.. Chinga.. Y tu helado de limón? “las señoras se rascaron la cabeza,” a ver a ver, eres dueño de la historia, del reloj, del calendario, la mina es tuya, son tuyos los tratados, las proclamas, los soldados, las fronteras por lo tanto declaramos, también es tuyo el problema… “”!traicioneras¡” grito el rey, pero ya no había soldados, ni hombres de fe ni sabios que lo protegieran , así que fue fácil para las señoras echar al rey a una carreta, y llevarlo hasta la guarida del dragón quien sudó, pujó, bufó como si sospechara que se le acercaba a la panza un bocado “fino”, y aquí va una ultima pista.. – No hay nada peor que un dragón feminista.. Ante la mirada regocijada de las mujeres el dragón se lo comióy entonces. Fue tanto el veneno que se murió.

Rodrigo Solís. El dragón.

Seguir leyendo

Nasrudín y los dulces

La fiesta reunió a todos los discípulos de Nasrudín. Durante muchas horas comieron y bebieron, y conversaron sobre el origen de las estrellas. Cuando era ya casi de madrugada, todos se prepararon para volver a sus casas.

Quedaba un apetecible plato de dulces sobre la mesa. Nasrudín obligó a sus discípulos a comérselos. Uno de ellos, no obstante, se negó.

-El maestro nos está poniendo a prueba -dijo-, quiere ver si conseguimos controlar nuestros deseos.

-Estás equivocado -respondió Nasrudin-, la mejor manera de dominar un deseo es verlo satisfecho. Prefiero que os quedéis con el dulceen el estómago, que es su verdadero lugar, que en el pensamiento, que debe ser usado para cosas más nobles.

Seguir leyendo

El gallo

Había una vez, en la antigua China, un extraordinario pintor cuya fama atravesaba todas las fronteras. En las vísperas del año del Gallo, un rico comerciante pensó que le gustaría tener en sus aposentos un cuadro que representase a un gallo, pintado por este fabuloso artista.

Así que se trasladó a la aldea donde vivía el pintor y le ofreció una muy generosa suma de dinero por la tarea. El viejo pintor accedió de inmediato, pero puso como única condición que debía volver un año más tarde a buscar su pintura. El comerciante se amargó un poco. Había soñado con tener el cuadro cuanto antes y disfrutarlo durante el año signado por dicho animal. Pero como la fama del pintor era tan grande, decidió aceptar y volvió a su casa sin chistar.

Los meses pasaron lentamente y el comerciante aguardaba que llegase el ansiado momento de ir a buscar su cuadro. Cuando finalmente llegó el día, se levantó al alba y acudió a la aldea del pintor de inmediato. Tocó a la puerta y el artista lo recibió. Al principio no recordaba quien era.

-Vengo a buscar la pintura del gallo -le dijo el comerciante-.

-¡Ah, claro! -contestó el viejo pintor-.

Y allí mismo extendió un lienzo en blanco sobre la mesa, y ante la mirada del comerciante, con un fino pincel dibujó un gallo de un solo trazo. Era la sencilla imagen de un gallo y, de alguna manera mágica, también encerraba la esencia de todos los gallos que existen o existieron jamás. El comerciante se quedó boquiabierto con el resultado, pero no pudo evitar preguntarle:

-Maestro, por favor, contésteme una sola pregunta. Su talento es incuestionable, pero ¿era necesario hacerme esperar un año entero?

Entonces el artista lo invitó a pasar a la trastienda, donde se encontraba su taller. Y allí, el ansioso comerciante pudo ver cubriendo las paredes y el piso, sobre las mesas y amontonados en enormes pilas hasta el techo, cientos y cientos de bocetos, dibujos y pinturas de gallos, el trabajo intenso de todo un año de búsqueda.

Seguir leyendo