Comer bien es un arte – OSHO

Comer bien es un arte – OSHO “Pero comer bien es un arte. No se trata sólo de atiborrarse. Es un gran arte: probar la comida, oler la comida, tocar la comida, masticar la comida, digerir la comida, y digerirla como algo divino. Es divino; es un regalo de lo divino. Los hindúes dicen: Anam Brahma, la comida es divina. Así que come con gran respeto, y mientras comes olvida todo, porque es una plegaria. Es una plegaria existencial. Estás comiendo lo divino, y lo divino te va a nutrir. Es un regalo que debe aceptarse con profundo amor y gratitud. Y no atiborres al cuerpo, porque al atiborrar al cuerpo es estar en contra del cuerpo. Es el otro polo. Hay personas que están obsesionadas con el ayuno, y hay personas que están obsesionadas con atiborrarse. Ambas están equivocadas porque de las dos maneras el cuerpo pierde su balance. Un verdadero amante del cuerpo come sólo al punto en el que el cuerpo se siente perfectamente en silencio, balanceado, tranquilo; en donde el cuerpo siente que ni se está inclinando a la izquierda ni a la derecha, sino justo en el medio. Es un arte entender el lenguaje del cuerpo, entender el lenguaje de tu estómago, entender lo que se necesita, darle sólo lo que se necesita, y darlo de manera artística, de manera estética. Los animales comen, el hombre come. Entonces, ¿cuál es la diferencia? El hombre hace del comer una gran experiencia estética. ¿Qué caso tiene tener una hermosa mesa en el comedor? ¿Qué caso tiene el poner ahí velas encendidas? ¿Qué caso tiene el incienso? ¿Qué caso tiene el pedirle a los amigos que vengan y participen? Es convertirlo en un arte, no sólo atiborrarse. Pero éstas son señales externas del arte; las señales internas consisten en entender el lenguaje de tu cuerpo: escucharlo, ser sensible a sus necesidades. Y entonces comes, y entonces durante todo el día no te acordarás de la comida para nada. Sólo cuando el cuerpo tiene hambre llegará de nuevo el recuerdo. Entonces es natural”. Osho, The Beloved

Matar la creatividad

La creatividad, madre de la innovación, es una cualidad escasa que se apoya en el lóbulo derecho del cerebro, donde están la intuición, el arte y la inspiración. Sin embargo, los creativos tienen que luchar permanentemente con los pragmáticos, los “lógicos”, los que tienen la experiencia. Estas son algunas de las frases que se oyen cuando los creativos disparan su chispa. – “No sueñes” – “Ni lo sueñes” – “No tenemos tiempo” – “El costo es muy alto” – “No es problema suyo” – “Es demasiado trabajo” – “¡Oh no, esa idea otra vez, no!” – “El argumento es válido, pero…” – “Buena idea, pero no es factible” – “Deja de volar por las nubes y baja a la Tierra” – “La gerencia va a tener problemas con esto” – “Por el momento, dejemos esa idea de lado” – “Están acostumbrados a otra cosa” – “¿De dónde sacaste semejante idea?” – “Exigiría un esfuerzo muy grande” – “Hasta ahora nos ha ido bien sin eso” – “Siempre lo hemos hecho así” – “Se adelanta a su tiempo” – “No fue presupuestado” – “Es demasiado radical” – “Quédese en su lugar” – “Se reirán de nosotros” – “No muevan el bote” – “No van a aceptarlo” – “No se ha hecho nunca” – “No va a funcionar” – “¡Otra vez los jóvenes!” – “No es rentable”

Fragmento del arte de amar de Erich Fromm

"Nos enamoramos cuando conocemos a alguien por quien nos sentimos atraídos y dejamos caer frente a el o ella las barreras que nos separan de los demás. Cuando compartimos con esa persona nuestros sentimientos y pensamientos más íntimos, tenemos la sensación de que, por fin, hicimos una conexión con alguien. Este sentimiento nos produce gran placer, hasta la química de nuestro cuerpo cambia, dentro de él se producen unas sustancias llamadas endorfinas. Nos sentimos felices y andamos todo el día de buen humor y atontados. Cuando estamos enamorados nos parece que nuestra pareja es perfecta y la persona más maravillosa del mundo. Esa es la diferencia entre enamoramiento y el amor. Empezamos a amar cuando dejamos de estar enamorados. ¿Que? Así es. El amor requiere conocer a la otra persona, requiere tiempo, requiere reconocer los defectos del ser amado, requiere ver lo bueno y lo malo de la relación. No quiere decir que enamorarse no es bueno, al contrario es maravilloso. Sin embargo, es solo el principio. Muchas personas son adictas a estar enamoradas. Terminan sus relaciones cuando la magia de haber conocido alguien nuevo desaparece; cuando empiezan a ver defectos en la otra persona y a darse cuenta que no es tan perfecta como pensaban. ! El verdadero amor no es ciego. Cuando amas a alguien puedes ver sus defectos y los aceptas, puedes ver sus fallas y quieres ayudarle a superarlas. Al mismo tiempo esa persona ve tus propios defectos y los entiende. El amor verdadero esta basado en la realidad, no en un sueño de que no encontraste a tu príncipe azul o a tu princesa encantada. Encontraste a una persona maravillosa, de acuerdo, pero no es perfecta ni tu tampoco. Encontraste a tu alma gemela, pero también los gemelos discuten y también tienen diferencias. Amar es poner en una balanza lo bueno y lo malo de esa persona y después amarla. El amor es una decisión consciente. Muchas veces somos de personas que dicen que se enamoraron de alguien y que no pueden evitarlo. ¿Qué se supone que es una cuestión de suerte? Qué se supone que amamos por arte de magia? ¿Qué se supone que alguien mas tiene poder sobre nosotros? De ninguna manera. Puedes sentir una gran admiración por alguien, puedes desear tener una relación con alguien, puedes estar muy agradecido por lo que alguien ha hecho por ti, pero… no la amas. El amor nace de la convivencia, de compartir, de dar y recibir, de intereses mutuos, de sueños compartidos, de estar allí, preocupado. Tú no puedes amar a alguien que no te ama, o que no se interesa en ti. El amor verdadero es recíproco. Recibes tanto como das. Si en este momento, tu mismo tienes un "amor imposible" debes estar molesto conmigo (el autor); tal vez estas pensando ¿Cómo es posible que me digas esto? ¿Qué no ves que es amor lo que siento? No te culpo, yo también tuve alguna vez amores imposibles y también sentí la frustración de que esa persona no me hiciera caso o me abandonara. Pero te repito. No puedes amar a alguien que no te ama. En resumen: El enamorarse no es lo mismo que amar. Tu decides a quien amar. No puedes amar a quien no te ama. El amor esta basado en la realidad. El amor no es ciego. El amor esta basado en la realidad, pero ! también tus sueños los puedes alcanzar. Por eso analiza y busca la forma de encontrar el amor en la persona de tus sueños. Empezamos a amar, no cuando encontramos una persona perfecta, sino cuando aprendemos a ver perfectamente una persona imperfecta."

A %d blogueros les gusta esto: