POEMA ESCRITO POR ÉL Y RESPUESTA DE ELLA.

POEMA ESCRITO POR ÉL. Qué feliz soy amor mío! pronto estaremos casados, el desayuno en la cama, un buen jugo y pan tostado. Con huevos bien revueltitos, todo listo bien temprano, saldré yo hacia la oficina y tú rápido al mercado. Pues en sólo media hora debes llegar al trabajo, y seguro dejarás todo ya bien arreglado. Tu bien sabes que en la noche me gusta cenar temprano, eso sí, nunca te olvides que yo vuelvo muy cansado. Por la noche, teleseries, cinemateca barato, no iremos nunca de shopping, ni de restaurantes caros, ni de gastar los dineros, ni despilfarrar los cuartos. Tu guisarás para mi, sólo comida casera. Yo no soy como a la gente que le gusta comer fuera… ¿No te parece, querida que serán días gloriosos? y no olvides que muy pronto, yo seré tu amante esposo. RESPUESTA ESCRITA POR ELLA. ¡Que sincero eres mi amor, que oportunas tus palabras! Tu esperas tanto de mí que me siento intimidada. No se hacer huevos revueltos como tu mamá adorada, se me quema el pan tostado…. de cocina no se nada. A mi me gusta dormir casi toda la mañana, ir de shopping, hacer compras con la mastercard dorada, Tomar té o el cafecito en alguna linda plaza, comprar todo de diseño y la ropita muy cara. Conciertos de Luis Miguel, cenas en La Guacamaya, mis viajes a Punta Cana a pasar la temporada. Piénsalo bien, aún hay tiempo, la iglesia no está pagada, Yo devuelvo mi vestido, y tú, tu traje de gala. Y el domingo bien temprano para empezar la semana pon un aviso en el diario, con letra bien destacada: “¡HOMBRE JOVEN Y BUEN MOZO BUSCA UNA ESCLAVA MUY LERDA PORQUE SU EX FUTURA ESPOSA, AYER LO MANDÓ A LA MIERDA!”

EL INGENIERO EN EL INFIERNO

Murió un Ingeniero y se fue a las puertas del Cielo. Sabido es que los Ingenieros, por su honestidad y don de gentes, siempre van al cielo, pero san Pedro buscó en su archivo, que últimamente andaba un poco desorganizado, y no lo encontró en el montón de papeles, así que le dijo: -Lo lamento, no estás en la lista, no te puedo dejar entrar, vas a tener que ir al infierno. De modo que el Ingeniero se fue al infierno. Poco tiempo pasó y el Ingeniero se cansó de padecer las miserias del infierno, así que se puso a diseñar y construir mejoras. Con el paso del tiempo, ya tenían ISO, SAP, monitoreo de cenizas, aire acondicionado, calderas automáticas, inodoros automáticos, sala de máquinas, programas de seguridad y prevención de accidentes, escaleras eléctricas, redes de comunicaciones con fibra óptica, programas de mantenimiento predictivo, sistemas de control field bus y Hart, sistemas de control de acceso mediante huella digital, Wi-fi, I-PODs, etc. Un día Dios llamó al Diablo por teléfono y le preguntó: -¿Y qué… cómo andan las cosas por ahí? -¡Estamos de puta madre!! contestó el Diablo… Estamos certificando ISO 9000, 14000, 18000, 21000, tenemos sistema de monitoreo de cenizas, aire acondicionado, inodoros con drenaje por sensor infrarrojo, escaleras eléctricas con control automático de carga, equipos electrónicos para ahorro de energía, Internet inalámbrico, etc., y hasta tengo mi propia página de Internet. Dios preguntó entonces: ¿Queeeeé?… ¿acaso tienes un Ingeniero allí? El Diablo contestó… sí, ¿por qué? -¡NO PUEDE SER, qué hace un Ingeniero ahí!, los ingenieros siempre van al cielo. ¡Me lo mandas inmediatamente! -¡Ni lo sueñes, dijo el diablo…me voy a quedar con él eternamente! -Mándamelo o… ¡TE DEMANDARÉ! Al Diablo le dió un ataque de risa. -¿Ah, Siiiiiiiiiiiii?, dijo: -Y… ¿DE DÓNDE VAS A SACAR UN ABOGADO?

COMPRENDA A LOS INGENIEROS

LECCIÓN 1ª Dos estudiantes de ingeniería iban andando por el campus cuando uno de ellos pregunta al otro: –¿De dónde has sacado esa “peazo” moto? –Bueno –contesta el otro–, iba yo caminando ayer, pensando en mis cosas, cuando una tía buenísima apareció montada en esta moto. Entonces, la dejó caer al suelo, se desnudó y me dijo: –“Toma lo que quieras”. El primer estudiante asintió con la cabeza: – Buena elección; probablemente la ropa no habría sido de tu talla. LECCIÓN 2ª Para el optimista, el vaso está medio lleno. Para el pesimista, el vaso está medio vacío. Para el ingeniero, el vaso es el doble de grande de lo necesario. LECCIÓN 3ª Un cura, un médico y un ingeniero estaban una mañana jugando al golf. Quiso la suerte que delante de ellos estuviera jugando otro grupo de golfistas bastante lento, por lo que todo el rato tenían que estar esperando. –¿Qué pasa con estos tíos? -se queja el ingeniero – ¡Debemos llevar esperando 15 minutos! –¡No sé, pero nunca he visto tanta ineptitud! -interviene el médico. –Hey, aquí llega el jardinero -informa el cura-. Vamos a preguntarle. –Hola, George. Oye, ¿qué pasa con ese grupo que va delante de nosotros? ¿Son un poquillo lentos, no? –Oh, sí, es que es un grupo de bomberos ciegos –contesta el jardinero–. Perdieron la vista por salvar de las llamas la sede de nuestro club el año pasado, y en compensación les dejamos jugar siempre gratis. El grupo se quedó callado un momento. –Qué triste -dijo el cura-. Rezaré una plegaria especial por ellos esta noche. –Buena idea –añade el médico–. Pues yo voy a contactar con un colega mío que es oftalmólogo para ver si se puede hacer algo por ellos. –¿Y por qué no juegan de noche? –dice el ingeniero. LECCIÓN 4ª La gente normal opina que “si no está roto, no lo toques”. Los ingenieros opinan que “si no está roto, es que aún no tiene suficientes funcionalidades”. LECCIÓN 5ª Un arquitecto, un artista y un ingeniero estaban discutiendo si era mejor pasar el tiempo con la esposa o con la amante. El arquitecto decía que disfrutaba estando con su esposa, construyendo una base sólida para una relación duradera. El artista decía que prefería estar con su amante, por la pasión y misterio que encontraba en ello. Finalmente, habló el ingeniero: –Yo me quedo con las dos. –¿Con las dos? –preguntaron el arquitecto y el artista. — Sí –replicó el ingeniero–. Teniendo esposa y amante, cada una supondrá que estás con la otra y así se puede uno ir tranquilamente a trabajar. LECCIÓN 6ª Un día, un ingeniero estaba cruzando una carretera cuando una rana le llamó y le dijo: – Si me besas, me convertiré en una hermosa princesa. Se agachó, recogió la rana y se la puso en el bolsillo. La rana habló de nuevo y dijo: –Si me besas y me conviertes en una hermosa princesa, me quedaré contigo durante una semana. El ingeniero sacó la rana de su bolsillo, sonrió y la devolvió a su lugar. Entonces, la rana gritó: –¡Si me besas y me conviertes en princesa, me quedaré contigo y haré lo que quieras! Nuevamente, el ingeniero sacó la rana, sonrió y la volvió a meter en el bolsillo. Finalmente, la rana preguntó: –Pero bueno, ¿qué pasa? Te he dicho que soy una hermosa princesa, que me quedaré contigo una semana y que haré lo que quieras. Entonces, ¿por qué no me das un beso? –Mira, yo soy ingeniero. No tengo tiempo para una novia, ¡pero una rana que habla mola que te cagas!

El aumento de sueldo de la sirvienta

LA EMPLEADA : La empleada doméstica pidió aumento de sueldo. A la señora no le sentó muy bien la solicitud, así que le preguntó: – María, ¿por qué crees que mereces que te aumente el sueldo? – Señora, hay tres razones: la primera es que yo plancho la ropa mejor que usted. – ¿Quién te ha dicho que planchas mejor que yo? – Su esposo, señora. – ¡Oh, vaya! La segunda razón es que yo cocino mejor que usted. – Eso es puro cuento, ¿quién te ha dicho que cocinas mejor que yo? – También su esposo, señora. – ¡Ah, caramba! – La tercera razón y la más importante es que yo follo mejor que usted. (La señora, muy descompuesta) – ¿Mi esposo te ha dicho eso? – No, señora, me lo ha dicho el jardinero. OBVIAMENTE, LA SEÑORA LE AUMENTÓ EL SUELDO

A %d blogueros les gusta esto: