¿Sera que te quieren por lo que eres?

Cuenta una antigua historia que en el siglo XV vivió el monje más famoso de todo Japón, Ikkyu, que era hijo ilegítimo del emperador. Cuando el príncipe de la provincia en la que vivía decidió dar una gran fiesta invitó a Ikkyu, reservándole un honroso lugar a a su lado. El día de la fiesta el monje apareció humildemente vestido, casi parecía un mendigo, con lo cual el príncipe montó en cólera y lo expulsó. Luego Ikkyu regresó ataviado con buenas vestimenta y, una vez en  el palacio, se las fue quitando lentamente y las dejó en una silla. -¿Qué estás haciendo?, preguntó el príncipe- Te había entendido mal, pensaba que me habías invitado a mi, pero invitaste a mi vestimenta, así que aquí la dejo- respondió Ikkyu.

Algunas personas creen que  la vida social se puede entender como “la declinación de ser en tener, y de tener en simplemente parecer”. Creo que tenemos múltiples ejemplos de ello en los medios a diario.

Pero ahora tenemos una nueva forma de relacionarnos en sociedad, en la llamada web social que nos da la oportunidad de relacionarnos de un modo horizontal, siendo nosotros mismos, auténticos. El problema, es que muchas personas están trasladando los mismo modelos que hacen funcionar la sociedad Offline al mundo Online. Y de nuevo eso provoca que se valore más la apariencia que el fondo y que aunque muchos sepan que “el emperador va desnudo” pocas personas se atrevan a decirlo en voz alta. Está mal visto. O tal vez pensamos que al final, se sabrá.

Y TU QUE PIENSAS?

 

LINDO INICIO DE SEMANA

4 thoughts on “¿Sera que te quieren por lo que eres?

  1. jajas poquisima madre de ese wey…. yo que el ni regresaba jajas

    lamentablemente todos vivimos en “como te ven te tratan”, por eso es que habemos personas hipocritas y me incluyo por que alguna vez cai en eso ya sea concientemente o inconcientemente.

    y que falta de educacion de aquel principe, si la realeza es asi ahora imaginense a la plebe, no vamos lejos ahi tenemos nuestro pais

    el pais del anonimato, lo digo por que todo se resulve por casualidad o por alguien anonimo, entonces no somos personas, somos enmascarados

  2. tienes mucha razon y mira como dice el articulo en este cyber mundo se tenia el chance de poder interactuar almas con almas pero puff la gente a usa tambien las malas mañas que usa en la vida k en este mundo on line, por eso encontramos gente k hasta te cuenta k vuela y otras tantas k les creen.

  3. Desgraciada o aofrtunadamente vivimos en un mundo de mascaras, donde el miedo al que diran, o al no ser aceptados en tal o cual grupo en ocasiones lleva a la gente a ponerse esa mascara y lo peor de todo es que en ocasiones se llegan a creer su papel, lo malo de esto es el despertar, es el darse cuenta lo que realmente son, es el encarar la realidad y no poder aceptar que a la verdadera persona no es a la que quiere, sino una simple fachada…

  4. tienes todisima la razon, a veces por el miedo al rechazo o el no conocernos nos hace recurrir a este tipo de mascaras, y agregale k la verdad no es facil ser uno mismo cuando uno tiene la maldita maña der ser autentico ja! todos te critican y te tachan de raro (o me estoy proyectando, jaja) te dejo una paradoja k se usa en psicologia guestal espero te guste y gracias por tu comentario k tengas lindo dia, y no te olvides de sonreir, bye.
    Cada vez que me pongo una máscara lo hago para tapar mi realidad fingiendo ser lo que no soy, lo hago para atraer la gente; luego descubro que solo atraigo a otros enmascarados alejando a los demás debido a un estorbo: LA MASCARA .Cada vez que me pongo una máscara lo hago para evitar que la gente vea mis debilidades, luego descubro que al no ver mi humanidad, los demás no me pueden ver por lo que soy, sino por LA MASCARA . Cada vez que me pongo una máscara lo hago para preservar mis amistades; luego descubro que cuando pierdo un amigo por haber sido auténtico, realmente no era amigo mío sino de LA MASCARA. Cada vez que me pongo una máscara lo hago para evitar ofender a alguien y ser diplomático; luego descubro que aquello que ofende a las personas con quien quiero intimar, es LA MASCARA. Cada vez que me pongo una máscara lo hago convencido que es lo mejor que puedo hacer para ser amado luego descubro la gran paradoja… Lo que más deseo lograr con mi máscara es precisamente lo que impido con ella

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: