El viaje a la sierra oaxaqueña

Hace algunos ayeres, cuando aun no sabía que rumbo tomar en mi vida (últimos semestres de la prepa y estaba indecisa en cual carrera tomar), una maestra nos platicó una de sus aventuras de cuando empezo su vida de egresada.

Nos contó que se fue un tiempo a vivir a la sierra de Oaxaca, con los mixtecos, lejos de la ciudad, lejos de comodidades, pocos o nulos servicios básicos (luz, agua, teléfono, etc). Ella estaba consciente de que eso seria ¨incómodo¨, pero aun así se fue a la aventura, todo en lo qu ella pensaba era en eso, es decir, se preparó mentalmente para las ¨carencias¨ de los mixtecos, ella iría a aportar algo nuevo,a ¨ayudar¨ a ese pueblo.

Por lo tanto, con la emoción de irse a Oaxaca, se fue, estuvo unos dias, pero su mayor aprendizaje no fue el ir a ¨ayudar¨ a los mixtecos, ni acomodarse a dormir donde se pudiera sin servicios, sino la forma en como viven estas personas: cerca y con la NATURALEZA, en armonia con ella y como eso es parte de su vida, no un accesorio de esta.

Pero lo que mas le llamo a ella la atención y que fue lo que me hizo a mi querer estudiar psicologia fue lo que nos contó a continuación.

Estaban toda la comunidad alrededor de la fogata que a diario se hacía para preparar los alimentos y donde todos se reunian, cuando vio que uno de los niños más pequeños se acercó demasiado al fuego, ella trató de alejarlo y el niño casi bebé le hizo caso, pero unos minutos mas tarde de nuevo se acercó demasiado para su gusto, pero mientras ella tenía el alma en un hilo , también observó que la madre y los demás que estaban ahi no hacían nada para quitarlo de ahí. Entonces, desconcertada cuestionó a la madre del bebé el porqué no hacía nada para alejarlo del peligro, a lo que ella le contestó que el fuego era un elemento con el cual él tenía que aprender a convivir, conocerlo y saber su utilidad así como sus peligros, pero lo tenía que hacer por sí sólo, observando a los demás miembros de su grupo y al fuego mismo.

Ella se quedó sorprendida y cayó en cuenta de que también así los niños de esa comunidad maduraban más rápido, pero también eran más responsables de ellos mismos y su entorno.

Por eso quize ser psicóloga, por el hecho de que cuando parece que tu ¨enseñas¨cosas nuevas a la gente al mismo tiempo aprendes algo de ellos. Y sobre todo de la gente más humilde, de la que menos piensas te aportará algo, de los más pequeños, ellos son los maestros de la vida.

Feliz inicio de semana!!!

One thought on “El viaje a la sierra oaxaqueña

  1. lo que mas me enorgullece de ser mexicano es que soy oaxaqueño, mixteco por mis origenes, y a travez de los años gente humilde de aqui a mostrado lo que valen los indigenas si se les escuha o comprende,Benito Juarez, Maria Sabina, por mencionar algunos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: