Gilberto Santa Rosa – Que alguien me diga

Aun cuando el corazon duela hay que seguir buscando alguien que nos quiera por siempre y nos acepte en realidad como somos.

Feliz Dia del amor y la amistad, disfruten el video y gracias por estar.

Los dias pasan,
y yo me siento,
sin darte un beso,
como uno mas,
cada mañana,
hago el intento,
para olvidarte,
pero que va,
tu recuerdo me golpea,
aqui en el alma
cada ves que me descuido,
como un cazador furtivo
me persigue por
toda esta soledad,
cuando creo que por fin
ya te he olvidado
y que voy a enamorarme
aparece de la nada
tu recuerdo y no soy nadie
Que alguien me diga,
como se olvida,
como se arranca para
siempre un amor del corazon,
que alguien me ayude,
se ma hace urgente,
ando buscando entre la gente
quien me quite este dolor,
busco alguien que me
quiera por siempre,
que me acepte en realidad
como soy,
ese alguien que me
de su cariño,
la que sea venga a mi por favor.

Seguir leyendo

La tortuga y la liebre (version coaching)

Érase una vez una tortuga que durante muchos años había vivido satisfecha en los manglares aledaños a una gran llanura. Pero ya no estaba contenta. El problema eran las competiciones deportivas; la tortuga quedaba bien en los concursos de baile de contorsiones y en las pruebas de escondite, pero no en las de velocidad. En todas ellas, desde las de cien metros lisos hasta las de campo a través, la tortuga llegaba detrás de los demás competidores. Especialmente de la liebre. Igual que todos los que dudan qué hacer, la tortuga acudió a una firma de consultores. Pronto se vio rodeada de MBAs de las mejores escuelas de negocios. Escuchaban atentamente las preocupaciones de la tortuga; la midieron por arriba y por abajo, analizaron la forma en que se movía. Luego tuvieron varias entrevistas, largas y profundas, con otras tortugas y con liebres.

Finalmente, presentaron a la tortuga sus diagnósticos y recomendaciones; lo hizo un socio senior con la ayuda de equipos audiovisuales que llenaban una furgoneta. La razón de que la tortuga perdiera en las competiciones radicaba en que las tortugas eran más lentas que las liebres. Sin ninguna duda esto se probaba de forma concluyente, tanto en unas presentaciones con Power Point como en un vídeo en el que se veía cómo continuamente las liebres dejaban atrás a las tortugas. La tortuga estaba impresionada: “Ahora comprendo por qué estos jóvenes tienen sueldos tan altos: saben escuchar al cliente e identificar las causas de sus preocupaciones”.

Pero lo mejor estaba por llegar. Los consultores añadieron que la tortuga no podía correr más que la liebre porque sus patas eran cortas y su cuerpo voluminoso. Si se proyectan una al lado de la otra las figuras de una tortuga y de una liebre, no hay duda; la liebre tiene las patas mucho más largas y, además, una complexión más ligera.

Después de esta explicación la tortuga no cabía en si misma de contenta y lo expresaba danzando sobre su propio caparazón. Estos profesionales no eran como algunos consultores que lo único que hacen es aconsejarte con la información que uno mismo les ha dado. Un elegante diagrama lo resumía perfectamente; un eje representaba la longitud de las patas; el otro, el peso del cuerpo. La posición más favorable era la que combinaba patas largas y cuerpo ligero; la peor, patas cortas y cuerpo pesado. En un recuadro aparecía una liebre; en otro una tortuga. Una flecha mostraba la dirección en la que debería evolucionar la tortuga; o, en el lenguaje de los consultores, cómo debería hacer su re-ingeniería. “¡Qué relevancia!”, “¡qué profundidad de percepción (Insight en el original)!”, se regodeaba la tortuga.

Finalmente, se apagaron las luces y los consultores presentaron sus recomendaciones. Enseñaron a la tortuga la foto de un jaguar. La elegancia de sus patas gráciles y de su cuerpo ligero dejó a la tortuga sin respiración. Lo mismo que el vídeo que mostraba jaguares galopando en la savana y dejando muy atrás a las liebres. Lo que la tortuga tenía que hacer -explicaron los consultores- era convertirse en un jaguar. La cortedad de las patas sólo era una manifestación superficial del problema de aquélla.

El verdadero obstáculo para que triunfara era que estaba confinada a los límites de su imaginación. En el entorno actual, muchos seres vivos, añadieron los consultores, también tenían esta deficiencia; y era muchos también los que habían sido asesoradas por Boston, McBainey y Butterson para superarla.

Al despedirse, los consultores dejaron la factura (más bien gruesa) pero la primera reacción de la tortuga fue que era un dinero bien gastado. Sin embargo, pasados unos días, algunas dudas empezaron a penetrarle cruzando incluso su grueso caparazón. Finalmente, se armó de valor y telefoneó a Boston, McBainey y Butterson: “¿Cómo puedo convertirme en jaguar”?, les preguntó.

Un poco avergonzado por hacer una pregunta tan ingenua, la tortuga sintió alivio cuando los consultores le ofrecieron una respuesta inmediata; claro, recordó ella, los buenos consultores tienen respuestas para todo. Boston, McBainey y Butterson le dijeron que muchos de sus clientes planteaban la misma cuestión; tantos -añadieron- que hemos creado una división para la gestión del cambio con el fin de ayudarles. Los consultores están entrenados para explicar a cada parte del cuerpo la importancia de convertirse en jaguar. De hecho, este programa nuevo les permite trabajar con el cliente todo el tiempo que sea necesario, hasta completar el proceso de cambio.

A la tortuga le atrajo la propuesta, pero antes de enviar la carta de aceptación a Boston, McBainey y Butterson, decidió tener una charla con una vieja y sabia lechuza.

Y lo que la vieja y sabia lechuza le dijo fue: las tortugas y las liebres han evolucionado para adaptarse a entornos muy diferentes. Las liebres están más aclimatadas a los espacios abiertos en los que la velocidad les proporciona una ventaja competitiva. Las tortugas viven muchos años en territorios hostiles porque sus caparazones las protegen de los depredadores y de la climatología. Ésta es la razón por la que, aunque la llanura pueda aparecer como más atractiva, lo es para las liebres pero no para las tortugas; esto explica también por qué no es sensato que las liebres vivan en los manglares.

Una criatura feliz es aquélla cuyas características se adaptan al entorno en el que vive y eso es lo que ayuda a hacer realidad el proceso de la evolución biológica gradual.

La tortuga pensó que este consejo era sabio y se volvió a sus manglares, decisión que, como pronto pudo constatar, fue muy sensata: unas semanas más tarde una manada de leones invadió la llanura y devoró todas las liebres. La tortuga siguió viviendo en los manglares, lenta pero felizmente, casi para siempre.

Seguir leyendo

El aumento de sueldo de la sirvienta

LA EMPLEADA :
La empleada doméstica pidió aumento de sueldo.
A la señora no le sentó muy bien la solicitud, así que le preguntó:
– María, ¿por qué crees que mereces que te aumente el sueldo?
– Señora, hay tres razones: la primera es que yo plancho la ropa mejor que usted.
– ¿Quién te ha dicho que planchas mejor que yo? – Su esposo, señora.
– ¡Oh, vaya!
La segunda razón es que yo cocino mejor que usted.
– Eso es puro cuento, ¿quién te ha dicho que cocinas mejor que yo?
– También su esposo, señora.
– ¡Ah, caramba!
– La tercera razón y la más importante es que yo follo mejor que usted.
(La señora, muy descompuesta)
– ¿Mi esposo te ha dicho eso?
– No, señora, me lo ha dicho el jardinero.

OBVIAMENTE, LA SEÑORA LE AUMENTÓ EL SUELDO

Seguir leyendo

Nueva seccion

“La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.” Víctor Hugo

Iniciamos esta nueva sección del generador recordando que siempre hace falta reír y hacer reír a los demás, sonrían y cambien el universo

“La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.” Víctor Hugo

Iniciamos esta nueva sección del generador recordando que siempre hace falta reír y hacer reír a los demás, sonrían y cambien el universo

Seguir leyendo

AMOR “Salvador Novo” (1904-1975)

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.
Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

Espejo, 1933

Seguir leyendo

Un dia sin cinturon.

Antes que nada espero tengan un feliz lunes, el fin de semana fue algo cansado pero valió la pena (por cierto no se me olvidaron los acentos en el titulo pero luego no funcionan bien los rss) empecemos por el viernes un día bastante cansado, salimos con la intención de ver un concierto (rock en exa(espero podamos usar el nombre) …

Empecemos con el viaje (que fue un poco cansado) para los que no lo saben soy habitante del Estado de México un poco al norte casi llegando a la caseta de Tepotzotlán así que el trayecto a la plaza de toros es un trayecto considerable.

Salimos alrededor de las 3pm a sabiendas que el evento empezaba a las 5pm y teníamos que llegar temprano por una pequeña advertencia que venia en el boleto: “una ves lleno el recinto el boleto carece de validez” (en otras palabras regalamos boletos de más), tomamos el tren suburbano y en menos de media hora ya estábamos en Buenavista (un servicio rápido y no muy saturado aún), ahora nos faltaba la siguiente parte el metrobús que estaba llenísimo y una larga fila para recargar la tarjeta, caminamos a la gasolinera que esta enfrente a cargarla para librar la fila de gente y entrar un poco más rápido.

Subimos al metrobús se cerraron las puertas y sentimos un olor bastante fuerte percatándonos al poco tiempo de que unos niños (entre 14 y 16 años aproximadamente) que iban al mismo lugar que nosotros (de eso hablaban entre otras cosas) se andaban pasando la “mona” y traían sus “pico de oro” tomando afortunadamente el espectáculo duro pocas estaciones ya que “afortunadamente” había manifestación en reforma y no podíamos pasar, así que a respirar un poco de aire y caminar (solo 9 estaciones), tomando el metrobús mas adelante para llegar finalmente a nuestro destino donde raro asunto se veía revendedores comprando y vendiendo boletos ya eran las 5pm y había unas filas impresionantes(después nos enteramos que eran 4 filas que rodeaban la plaza) caminamos hasta la puerta y encontramos una fila no tan larga afortunadamente y uno que otro vendedor entre ellos a los de Danone vendiendo su producto “danup” lo que me sorprendió es que también vendían boletos para ingresar y caray traían bastantes y algunos de los que los compraron seguramente no los dejaron entrar.

Paso cerca de una hora y al fin pudimos entrar pero sorpresa por “seguridad” se me tenían que caer casi los pantalones (tenia que dejar mi cinturón en la puerta, el cual tirarían a la basura según ellos), después de pensarlo un poco el cinturón se quedo ahí y entramos solo para darme cuenta de que era algo así como el backstage solo que a unos muchos metros de distancia (había un escenario en el centro pero tenia un ángulo extraño podía verlo “bien” la gente de menos de la mitad del recinto nosotros no escuchábamos casi nada y veíamos la parte de atrás, decidiendo así recuperar mi cinturón pero esos 5 minutos fueron demasiado tiempo, salimos cansados sin ver algo y aun había unas filas impresionantes afuera.

Pero ya que estábamos por allá así que aprovechamos para conocer un poco la zona.

Terminando un buen día comiendo en la condesa y durmiendo un poco.

Al día siguiente todo salio perfecto ahora en el concierto “oye” al cual llegamos temprano esperando una sorpresa como la del día anterior pero misteriosamente este evento estaba bien organizado no había filas y adentro estaban los locutores amenizando la espera y regalando cosas paso cierto tiempo y alrededor de las 12pm nos dejaron entrar al palacio de los deportes donde comimos algo y pasando la 1pm empezó el evento viendo a muy buenos cantantes y grupos como: Alejandra Guzmán, Emmanuel, Alexander Acha, Gloria Trevi, Moderatto, La 5ta estación y muchos más haciendo un excelente ambiente, lamentablemente el cansancio del día anterior nos venció y salimos antes de terminar la participación de Elefante.

Aprendiendo a no ir a conciertos de ese tipo rock en exa, mal organizados, sobre regalados, con granaderos en las puertas por si las dudas y mejor esperar eventos de calidad y bien manejados como el evento oye 89.7fm.

Así iniciamos esta semana y la primera entrada del mes en generadordeideas.com bienvenidos.

Seguir leyendo